Catálogo

Descripción

Andadores

Una de las etapas más importantes de la vida de los bebés, tanto para ellos como para nosotros sus padres, es el momento en que dan su primer paso. En un cambio radical en sus vidas. Pasan de ver el mundo agachado, de rodillas, a descubrir una nueva perspectiva que les encantará y hará que se vayan soltando poco a poco hasta convertirse en niños hechos y derechos. En dos días tendrás a tu chiquitín correteando por la casa sin parar, ya verás.
Esta etapa puede darse antes o después, pero los peques suelen empezar a caminar cuando tienen un año de edad. Para ayudarles a dar este gran paso están los andadores, que se pueden usar desde los 6 meses, y los correpasillos. Y es que con la ayuda de un andador en el que el bebé pueda sentarse cuando quiera, tu peque podrá fortalecer sus piernecitas poniéndose de pie y descansando cuando lo necesite. Él será quien marque su propio ritmo, porque como ocurre con los adultos, cada niño es diferente y hace unas cosas u otras dependiendo de su ritmo de desarrollo. Y una vez él esté preparado, comenzará a caminar y a hacer rodar su andador él solito.


Para nosotros los padres, un tacatá también es un buen aliado, pues cuando ponemos al bebé en él, no puede escaparse. Además, las barreras protectoras que lleva alrededor impedirán que pueda darse golpes directamente, pues estas barreras recibirán el impacto contra paredes, muebles... Es una manera de salvaguardar la integridad de nuestros niños a la vez que les aportamos esta ayuda para ser autosuficientes a la hora de caminar.


Cuando ya maneje el andador sin problemas, le encantará que te pongas al otro lado del pasillo, que le llames e ir hacia ti rodando. Éste también puede ser un buen ejercicio para estimularle a caminar si ves que no se suelta.


Del andador, a caminar solito, hay un suspiro. Pero antes de dar este último paso, existen andadores que sólo sirven de apoyo como paso intermedio. El niño se levantará solo desde el suelo apoyándose en el andador y lo empujará, como quien empuja un cochecito de paseo. Así podrá recorrer toda la casa sin caerse de bruces. Y como la mayoría vienen con juegos, cuando se canse podrá sentarse en el suelo y jugar con las actividades que se le proponen.


Una vez que ya esté suelto y camine de verdad, un correpasillos le vendrá que ni pintado. Se divertirá un montón, aprenderá a subir y bajar de él y, a la vez, estimulara y reforzará aún más los músculos de sus piernas. Es uno de los mejores regalos que le puedes hacer cuando cumpla su primer añito, aunque primero tengas que ayudarle tú a subirse, a bajarse e incluso a moverse con él. ¡Pero se volverá loco de contento!


¿Qué buscar en un andador?


Que un tacatá sea regulable en altura es una de las características indispensables que debe tener, porque hay que regularlo según la talla del bebé para que realice su función correctamente sin que el niño sufra al usarlo por estar mal colocado.


Un andador con frenos antideslizantes, para marcarle el ritmo y que el niño no salga rodando sin control es otro punto importante a tener en cuenta, por su seguridad. Al igual que si poseen algún dispositivo que bloquee el desplazamiento ante un escalón.


Y que el asiento sea extraíble será una ventaja de cara a la limpieza del andador, pues podréis lavarlo con mayor comodidad.


También hay andadores evolutivos que funcionan de tacatá, de caminador y de saltador.
Y sobre los juegos, pues hay de todo: con luces, sin luces, con música, con sonidos, con diferentes texturas... En este sentido hay donde elegir...


Qué buscar en un correpasillos


Ten en cuenta que cuando tu hijo vaya a usar el correpasillos ya se moverá solo, pero aún no será un experto caminando. Así que las características más importantes son que el correpasillos tenga buena estabilidad y que además sea cómodo de conducir. Si tiene una buena suspensión será más confortable para tu bebé. Recuerda que el correpasillos va a ser uno de sus juguetes preferidos desde los 12 hasta los 36 meses de edad.


En cuanto a los materiales y al diseño, pues elige el que más vaya con vosotros, con vuestro estilo de vida y forma de ser. Los correpasillos o andadores de madera son muy bonitos y tiene diseños más elegantes, pero los de plástico son más fáciles de limpiar, por ejemplo. Pero vamos, que esta parte es lo de menos. Con que le guste al peque y vosotros estéis seguros, es suficiente.

 

Andadores y correpasillos Baby Moon


En Baby Moon hemos seleccionado una gran cantidad de tacatás, andadores y correpasillos para que puedas comprar el que más se ajuste a las necesidades de tu hijo y a las de la familia. Puedes ver muchos de estos modelos de marcas como Chicco, Innovaciones MS, Bebeconfort, Hoppop... Pero si tienes alguna duda a la hora de elegir tu andador, pregúntanos, estaremos encantados de responderte. Además, comprando online cualquier andador o correpasillos, te lo enviamos a casa sin gastos de envío.

Andadores

Andadores para bebé

Andadores y correpasillos para niños y bebés. Compra online el andador para el bebé en BabyMoon y con envío gratis.

BOLETÍN

de noticias

Babyblog

Síguenos...