3 papillas perfectas para tu bebé

Durante el primer año de vida, tu bebé se alimenta de la leche materna y de nutritivas papillas que le ayuden a desarrollarse perfectamente. Hasta que no empiece a salirle los primeros dientes, no podrá comer otro tipo de alimentos.

A la hora de darle las papillas, lo mejor es hacerlas de forma casera y evitar los conservantes que puedan tener las que venden en las tiendas. No pierdas detalle de las siguientes 3 papillas que puedes elaborar de forma fácil y sencilla y que harán las delicias de tu pequeño.

papillas caseras

Papilla de patata y zanahoria

Se trata de un tipo de papilla perfecta para darle al bebé, después de que haya sufrido algún tipo de problema intestinal. Para elaborar la papilla debes poner un cazo lleno de agua a hervir. Acto seguido añade dos patatas peladas y troceadas junto con dos zanahorias también cortadas.

Asegúrate de que el agua cubra los alimentos. Una vez estén cocidas las patatas y las zanahorias, añade las mismas al vaso de la batidora y empieza a batir hasta conseguir una crema. Si vez que está demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua.

Papilla de calabacín

Para elaborar esta papilla tan deliciosa debes hervir en agua, un calabacín pelado junto con una patata y una zanahoria. Una vez que estén las verduras bien cocidas, trocéalas y añade al vaso de la batidora. Bate bien y cuela para conseguir una papilla sin grumos y cremosa. Sirve la papilla templada para evitar que se queme y ya la tienes lista para tu pequeño.

papillas hechas en casa

Papilla de fruta con galletas

Cuando tu bebé tenga unos meses más, puedes elaborar esta deliciosa papilla de fruta con galletas realmente nutritiva. Puedes hacerla con la fruta que quieras, ya sea manzana, pera o plátano. Una vez tenga bien batida la fruta, puedes añadir un par de galletas y volver a batir hasta conseguir una papilla con textura y consistencia. Para darle un toque final y dulce puedes añadir un poco de canela.

Se trata de una papilla perfecta para el desayuno debido a la gran energía que proporciona al pequeño. Recuerda elaborar la papilla con fruta del tiempo ya que de esta forma el pequeño recibe un mayor número de nutrientes.

Espero que hayas tomado buena nota de estas papillas ya que son perfectas para el buen desarrollo de tu bebé. 

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.