¿A tu peque le gusta ir a la pelu?

Recuerdo como si fuera ayer el primer corte de pelo de mi hija. Tenía pocos meses pero había nacido ya con mucho pelo y quería arreglarle un poco el peinado. Por aquel entonces tuve la suerte de contar con una amiga que es peluquera y vino a casa, con lo que mi hija, sentada en su trona, estuvo muy tranquila (y en consecuencia, yo también).

Las siguientes veces ya no fue tan fácil. Si tienes suerte y encuentras una peluquera paciente y agradable vale, pero puede que no sea así…con lo que acabas poniéndote de los nervios e incluso abandonando la pelu sin el objetivo conseguido.

Lo último es cuando la peluquera te suelta: – Es que así no puedo cortarle el pelo. (Y tú piensas, vale, pues me voy, no?).

pelu bebés

Un truco para ir a la pelu sin llantos

Recuerdo que en alguna ocasión incluso me lo organicé para llevar a la peque dormida en mis brazos, y así, primero de un lado y luego del otro, la peluquera le cortaba el pelo con mucho arte.

Eso sí, si decides llevar a cabo esta opción, ten en cuenta que tendrás que pedir hora cuando tu peque suela hacer la siesta y buscarte una pelu cerca de casa, para no partirte la espalda llevándola en brazos.

Recuerdo también buscar peluquerías especializadas en bebés que, si bien ofrecen un trato cordial al peque porque suelen tener una gran variedad de juguetes al alcance del pequeño cliente, también suelen cobrar un precio más elevado de lo habitual y no esmerarse mucho en el look.

Al ver la noticia del peluquero James Willians de Gales, que se tiró al suelo junto a su cliente, un pequeñajo con autismo llamado Mason Davies, he recordado la angustia que a veces supone para los padres visitar una peluquería con tu hijo.

Jams_Williams-peluquero-nino_autista_pelu

El peluquero James de Gales se está haciendo famoso a través de Internet por su empatía al decidir tirarse al suelo para que Mason estuviera más cómodo.

¿Cómo son vuestras visitas a la peluquería?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.