Adaptaciones al cole y a la guardería

Esta época es dura para todo el mundo, porque implica la vuelta a la rutina que, aunque a veces deseada por el tan largo verano de algunos que están deseando que empiece el cole, es una época en la que reinan las prisas y el reloj vuelve a tomar protagonismo.

Muchos vuelven al cole a regañadientes, aunque hay otro porcentaje de niños y niñas que lo hacen con alegría. Muchos empiezan por primera vez la guardería, un espacio nuevo y desconocido hasta el momento donde tendrá que aprender a ser independiente y muchas otras cosas que irán forjando su personalidad.

El mes de Septiembre y Octubre, con el inicio del otoño, es una época dura porque supone en cambio de hábitos bastante brusco que los y las peques notan más que los adultos, que ya estamos más o menos acostumbrados al cambio de estación.

El inicio del otoño es una época dura para todas las familias en general pero un poquito menos llevadera para todas aquellas familias en las que algún peque inicia el cole o la guardería.

Son tiempos de adaptaciones, de alejarse de la figura de referencia que le ha estado cuidando hasta ahora y es algo totalmente desconocido para el o la peque el tener que compartir cuidador o cuidadora nuevo con unos cuantos niños y niñas más.

Es normal que los y las peques estén más raros, que se comporten con más sensibilidad o con más genio, que te monten algún numerito que otro, que no duerman tan bien como lo hacían este verano…

cole o escuela infantil

El hecho de no dormir afecta a cualquiera así que intenta tomarte las cosas de otra manera si estás en época de adaptación a la guardería y no quieras hacer de golpe todas aquellas tareas pendientes que llevas apuntando desde hace media década.

Las cortinas pueden esperar una semana más.

Cuídate para poder cuidar a los y las peques. ;)

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.