Ahora Soy el Hermano Mayor

Mi hijo no es el mismo desde que nació su hermano

A menudo muchos padres identifican cambios emocionales y conductuales en sus hijos tras el nacimiento de un hermanito.

Una de las cosas más llamativas son las constantes llamadas de atención. La forma que hermano mayor brother-son-babytienen de llamar la atención puede ser muy diversa, alborotan, interrumpen, lloran para conseguir las cosas y sobre todo se produce cuando los padres están prestando atención al pequeño. Ante estos comportamientos, lo mejor es que ignoréis esas conductas y os mantengáis firmes, no cediendo a su chantaje. Entiendo que es difícil, porque los niños lo que hacen es que cuando ven que los papás no les hacen caso, intensifican esos comportamientos para recibir la atención, lo cual suele provocar que perdáis la paciencia y acabéis estallando. Es lógico pero eso es justamente lo que buscan, y lo que tenéis que intentar evitar. Los padres que consiguen ignorar las conductas  de sus hijos cuando se ponen así, en un primer momento identifican un aumento de esos comportamientos, sin embargo, si no dicen nada y lo ignoran, observan que esas conductas desaparecen porque no se les hace caso.

hermano mayor CELOS 4

Indudablemente, deberéis estar atentos al tipo de comportamientos disruptivos que están teniendo (sin que ellos se den cuenta), porque si suponen un daño para él o para el bebé si deberéis retirarle de la situación y decirle que eso no puede hacerlo. Es importante que si ocurre esto, se lo digáis con calma pero con firmeza, intentando evitar frases del tipo “me tienes harta”, “no puedo más contigo”. Y evitar castigos severos porque este tipo de conductas pueden aparecer con bastante frecuencia y conseguiríamos tener al niño castigado frecuentemente y aumentar así sus pensamientos negativos y disminuir su autoestima. Un tipo de castigo que podéis aplicar es ponerle dos minutos contra la pared para que piense sobre lo que ha hecho, o quitarle los dibujos unos minutos. Pero siempre hacerlo con calma y evitando gritarles. Explicándoles que si hacen eso tendréis que… ( la consecuencia negativa que vayáis a aplicar) y el motivo por el que no pueden hacerle eso al bebé, o así mismos.

Si decidís aplicar esta estrategia también es importante, que en el momento que el niño deje de realizar ese comportamiento negativo y haga otra cosa, le reforcéis por ello. Para qué sienta e identifique lo que a papá y a mamá les gusta que él haga, y por lo que le vais a prestar atención. Es decir, que el niño se de cuenta de que si hace las cosas bien le prestáis atención, pero que si hace las cosas mal le vais a ignorar.

No pasa nada por regañarle ante las malas conductas, es normal y de hecho necesario, pero el castigo tiene que ser proporcional al comportamiento que ha tenido y debe darse siempre ante la misma situación. Ya que se corre el riesgo, de que el niño aprenda que a veces se les castiga y otras no, por un mismo comportamiento, y en lugar de eliminarlo, así lo reforzamos, porque le merece la pena correr el riego. (Es un proceso de reforzamiento intermitente). Pensar que funciona como una máquina tragaperras, yo se que sí meto la moneda a lo mejor me toca premio pero no se cuándo, por ello meto la moneda varias veces hasta que sale. Si supiera que si meto la moneda no me iba a tocar el premio no la metería. Pero como a lo mejor un día la metí y gane, pues sigo metiendo monedas.

La mayoría de las conductas son llamadas de atención, si consiguen lo que quieren repetirán esas conductas para conseguirlo en el futuro, por ello es importante detectar esos comportamientos e ignorarlos para que consigan las cosas a través de buenas conductas. Lo cual, a menudo se convierte en la tarea más compleja para los padres.

Girl Jealous of Mother and Sister

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.