Aprender a ahorrar, ya tengo mi cerdito-hucha

En una sociedad consumista, es tarea de los padres enseñar a sus pequeños a ahorrar, ya que, la importancia de aprender a ahorrar les ayudará y mucho en el futuro. Sin duda, hoy en día, donde los pequeños ven a su alrededor la forma en que se habla de ganar y gastar dinero con facilidad hace que no entiendan realmente el valor que tiene.aprender a ahorrar

Y es que, obtener un sueldo o, en el caso de los pequeños, que sus padres o familiares le den algunas monedillas implica que se porten bien, que cumplan con sus responsabilidades… es decir, es resultado de cumplir sus deberes. Además, en ocasiones, a pesar de que puedan entenderlo, les será difícil administrarlo. Es decir, cada vez que vean algún juguete o gominolas, por ejemplo, querrán hacer uso de su dinero sin más para comprarlo. Ahí será donde los padres deberán explicarle que debe pensar bien en qué invierte su dinero, ya que, quizás si espera y no lo gasta, pueda comprar aquello que desea desde hace tiempo.aprender a ahorrar

Para ello, resulta útil que los padres les regalen una hucha. Sí, sé que es algo de lo más tradicional, que no digo nada nuevo, aunque lo cierto es que, hoy en día, el truco de la hucha está algo más en desuso, a pesar de lo eficaz que es para que los pequeños empiecen a aprender a ahorrar. Así, se le explicará al pequeño que ahí irá echando su dinero para ir acumulándolo y tener sus “ahorritos”. De este modo, si le dais a la semana una paga o algún premio en metálico cuando cumpla lo que se le pide, ya sea, cuidar de sus hermanos, obtener buenas notas… deberéis aconsejarle sobre cómo gestionarlo.

Por ejemplo, cada semana, dile que guarde un par de euros en su hucha y el resto lo podrá gastar en lo que decida, siempre aconsejándole para que no derroche el dinero sin más. Es importante que entienda que, aunque alguna vez puede darse un capricho, ese dinero será también para comprar cosas que necesite. Por ejemplo, cuando llegue el verano, podrá comprarse algún helado con su dinero o también ir al cine con sus primos o amigos. Aun así, si algún día, tiene que comprar algún material para el colegio, como unas temperas, por ejemplo, también puede ser útil que coja su dinero.

Sin duda, cuando el pequeño vea que él mismo adquiere esos productos o puede, con sus ahorros, comprar ciertas cosas, se sentirá mejor y aumentará su autoestima, ya que, él mismo es capaz, tras haber administrado bien su dinero, de comprar aquello que quiere o que necesita.

aprender a ahorrar

Sin duda, existen algunos juegos como el Monopoly, en el que, con dinero irreal también tendrán que seguir estrategias para ahorrar, no malgastar… pueden ser útiles para aprender estos valores mientras se divierten.

Por supuesto, sus padres serán ejemplo. No deberéis decirle que debe ahorrar, no malgastar dinero, pensar en lo que es necesario y lo que no… y luego vosotros hacer todo lo contrario. Por ejemplo, si acabáis de comprar una tele, ¿por qué comprar otra al mes? El pequeño se sentirá confundido con ese derroche.

¿Os ha gustado este post? ¿Verdad que es útil? Pues compártelo vía Facebook, Twitter o Google +. GRACIAS

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.