Baby blues. Porque el postparto no es nada fácil

Baby blues tristeza postparto

Nos venden que la maternidad va rodeada siempre de un halo de perfección y plenitud; que desde el minuto uno después del parto vas a estar radiante, con el pelo lavado, maquillada y sin ojeras, dispuesta a recibir a las visitas con tu mejor sonrisa. Sin que te duelan los puntos de la episiotomía o de la cesárea; sin que aparezcan grietas en tus pezones. Sin que se te desgarre el alma por el miedo de tener a un ser diminuto entre los brazos que no sabes ni cómo coger.

En casa, además, todo será perfecto. Porque eres madre y podrás con todo: serás capaz de dar de mamar a tu hijo con una mano y con la otra cocinar o poner la lavadora cuando tu pareja se reincorpore a su puesto de trabajo después de la baja paternal.

Pero entonces chocas con la realidad como si de un muro se tratara. Y te invaden la angustia y el desasosiego. Es lo que se conoce como “Baby blues“, o la denominada tristeza del postparto, un estado pasajero que suele aparecer a los pocos días de dar a luz y que puede prolongarse durante las primeras semanas.

¿Por qué se produce realmente este estado de tristeza, ahora que eres madre?

Durante el postparto tienen lugar muchos cambios en el cuerpo y la vida de una mujer:

- Cambios físicos: puede que sientas dolor en algunas partes de tu cuerpo, con origen en el proceso de parto (heridas, desgarros, puntos…) o no (problemas con la lactancia).

- Cambios de roles: ahora no eres únicamente la “esposa de” o la “hija de”. También eres madre, con muchas obligaciones y poco tiempo disponible. Y eso puede desbordarte.

- Cambios sociales y de rutinas: tu vida ha dado un giro de 180 grados. Durante los primeros meses, cuando el bebé es pequeño, no podrás realizar todas las actividades que hacías antes, al menos no con la misma frecuencia. Eso puede agobiarte en ciertos momentos.

Si a todo esto le unimos la falta de sueño, los problemas que puedan surgir con la lactancia y el aumento de hormonas, el cóctel “Baby blues” está servido.

¿Cuáles son los síntomas del “Baby blues”?

Irritabilidad, angustia, susceptibilidad, cansancio, miedo, tristeza…, son síntomas comunes a las madres que han experimentado este difícil momento.

Esto no quiere decir que no quieras a tu hijo: no debes sentirte culpable.

El “Baby blues” no es una depresión postparto

No podemos equiparar el “Baby bues” con una depresión postparto. Como he comentado anteriormente, el primero suele aparecer a los pocos días después de haber dado a luz, mientras que la depresión se manifiesta sobre los meses siguientes.

Por otro lado, los síntomas del “Baby blues” son leves y desaparecen con el paso de los dias, mientras que los de la depresión pueden agravarse de tal forma que el desarrollo del bebé pueda verse afectado.

De todas formas, es conveniente consultar con el médico o matrona si no te sientes bien anímicamente después de transcurridos unos días. En ocasiones solo para hablar, para expresar lo que te pasa. Eso te ayudará.

¿Sufriste el “Baby blues”?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.