Baby Moon, un Viaje muy Especial

Baby Moon, precisamente igual que la tienda que aloja este blog, se llama el viaje en el que cada vez son más los futuros papás que deciden embarcarse. Y es que la “luna de bebé” es una de las escapadas más románticas y especiales que se puede vivir en pareja. Unos meses más tarde, cuando nazca el pequeñín, la vida de ambos cambiará totalmente. Así que, ¿por qué no celebrar este cambio de vida?

cena romántica en Baby Moon

Lo mejor es embarcarse en esta aventura que supone una Baby Moon durante el segundo trimestre de gestación, porque para entonces ya se han pasado las molestias y el malestar que muchas mamás sienten durante los primeros meses de embarazo y la barriga no ha crecido tanto como para sentirse incómoda yendo de un lado para otro.

Sobre el destino… cualquier sitio puede ser ideal para irse de Baby Moon. Pareja en Baby MoonPensad en algún viaje que tengáis pendiente y que no hayáis podido realizar hasta ahora. Un road trip, un crucero, un viaje cultural… Es el momento para vivir en pareja esa experiencia que tanto deseáis y que a lo mejor os resulta complicado organizar una vez que hayáis tenido el bebé. Quizá porque no sea un destino adecuado para un niño tan pequeño o, simplemente, porque para entonces haya otro viaje que os parezca más especial que éste.

Lo que sí es conveniente que tengáis en cuenta a la hora de decantaros por un destino para ir de Baby Moon, es que sea un lugar en el que haya unas infraestructuras médicas lo suficientemente buenas como para poder atender a la futura mamá en caso de surgir algún imprevisto. Y, por supuesto, debéis estar seguros de que las actividades que preparéis no deben ser peligrosas ni para la mamá ni para el bebé.

Definitivamente, los deportes de aventura no son muy apropiados para este tipo de viajes… ¿Qué os parece recorrer la Toscana italiana en coche? O marcharse a una playa paradisíaca… Pasar unos días en un destino de montaña, o visitar las principales ciudades europeas: París, Viena, Roma, Berlín, Londres… o por qué no, Lisboa.

Baby Moon en Toscana

Seguro que recordaréis este viaje tan especial para siempre. Nosotros, aprovechando que teníamos una boda en Colonia, pasamos allí unos días inolvidables. Porque además pudimos hacer de casi todo. Vimos la ciudad, nos alojamos en un hotel que había sido una vieja granja, comimos salchichas, bebimos cerveza (si alcohol, por supuesto) y disfrutamos de la boda con nuestros amigos. ¿Qué más se puede pedir? Tuvimos una Baby Moon a pedir de boca.

mamá nadando en Baby Moon

Y vosotros, ¿dónde pasaríais unos días de relax en pareja durante el embarazo? ¿Cuál sería vuestro destino soñado para iros de Baby Moon? Compartidlo con nosotros.

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.