¿BLW o purés? ¿Qué método de alimentación complementaria elegir?

BLW - Baby Led Weaning

Los 6 meses de vida del bebé llegan muy, muy pronto. Y en ese momento se produce un punto de inflexión que a las madres nos genera muchas dudas: la alimentación complementaria. ¿Comerá bien? ¿Se adaptará a los nuevos sabores? ¿Le gustará la comida que le prepare?

Uno de estos debates internos que se generan en nosotras mismas es decidir qué método de alimentación complementaria utilizaremos para ofrecerle los nuevos alimentos. ¿Optaremos por la vía tradicional, la de los purés? ¿O nos decantaremos por BLW?

¿Qué es esto de BLW?

Quizá te suene el término, pero si no, no te preocupes, que aquí estamos para satisfacer tus dudas. BLW son las siglas de Baby-led weaning, o lo que es lo mismo, alimentación complementaria a demanda, mediante comida sólida. Consiste en ofrecer al niño que es capaz de sentarse solito (requisito imprescindible para evitar sustos) trozos grandes de comida, que se llevará a la boca si él quiere. No se fuerza, no se insiste. Al principio no comerá nada, pero poco a poco irá descubriendo el gusto por los nuevos sabores. Y, además, tendrá satisfechas sus necesidades básicas con la leche, materna o de fórmula, que se le seguirá dando.

Ventajas del BLW

  • El Baby-led weaning es un método estupendo para fomentar la autonomía del niño. Será él el que, con ayuda de sus manitas, introduzca la comida en su boca. Eso sí, hazte con una buena trona.
  • De igual forma le ayudará a experimentar con nuevos sabores, texturas y colores.
  • No tendrás que preocuparte por preparar una comida especial para el bebé. Bastará con adaptar un poco vuestra propia dieta (fuera sal y azúcar) y hacerla más saludable.
  • Compartirá la mesa con vosotros, imitando vuestros comportamientos y entendiendo, a su manera, que comer es un acto que, en familia, mola más. ;)

Inconvenientes del BLW

  • Claro que, prepárate a recoger comida del suelo una vez haya terminado. Por eso se suele decir que este método no es apto para maniáticos de la limpieza. ;)
  • Por otro lado, algunas mamás no se atreven a ponerlo en práctica porque les da miedo que se atraganten. Pero es cierto que los reflejos naturales del niño impiden esta posibilidad. De todas formas, nunca hay que dejarlos solos mientras están comiendo.
  • ¿Tienes tiempo y paciencia para llevarlo a cabo?

Ventajas de los purés

  • No hay que ser un Arguiñano para prepararle la comida al bebé. Cocinar un puré es relativamente sencillo, por lo general. Es apto para cocinillas como yo. ;)
  • Mancha menos, al principio, cuando no sabe utilizar los cubiertos. Luego es otro cantar. Ya sea con BLW o con purés, les encanta hacer la catapulta con la cuchara.

Inconvenientes de los purés

  • El principal inconveniente que yo encuentro es que hay que cocinar dos comidas: la del bebé y la del resto de la familia. Y sí, lo admito: da mucha pereza.
  • Hay niños que tardan más en abandonar la etapa de los purés. Así que, si no pasan por ella, luego no tienen que dejarla.

¿Algo que añadir a las ventajas e inconvenientes de BLW y purés?

Y tú, ¿qué método elegiste o cuál elegirás? ¿Un mix de los dos, como yo?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.