Bolsa de playa. ¿Qué no puede faltar cuando viajamos con niños?

Si creías que cuando fueras madre o padre seguirías llevando en tus escapadas costeras aquella bolsa de playa pequeña, liviana, diminuta, despídete. ;) Ahora vuestro equipaje se multiplicará por dos o por tres. Y si no, atento al listado de cosas imprescindibles que llevar a la playa cuando se viaja con niños. ¿Preparado? ;)

Bolsa de playa y bebes

La toalla de playa

Para que la criatura se siente, se tumbe o simplemente se seque después de darse un chapuzón acompañado de sus padres o de cualquier otra persona adulta de confianza (¡no queremos sustos!), la toalla no puede faltar en la bolsa de playa. Es un must, un imprescindible. Así que, no te la olvides. ;)

Los pañales

Si tu peque aún los usa, no salgas sin ellos. Lleva varios, por lo que pueda pasar, no escatimes en estas cosas. Si es de los que no sale del mar para nada, quizá los pañales de agua puedan ser una buena opción: ajustan más que unos normales y no se mojan. ¡Perfectos para un día de playa!

El protector solar

Fuente de vitamina D, tan necesaria para el correcto y adecuado desarrollo de los huesos, pero échalo en la bolsa de playa enseguida, no se vaya a quedar en casa. Procura untarle bien con una crema con un factor de protección alto para evitar quemaduras innecesarias. Disfrutemos del sol con cabeza. ;)

Hamaca o mantita de juegos

Si el bebé es muy pequeño y tienes un maletero espacioso, quizá puedes llevarte a la playa su mantita de juegos o, si te atreves, su hamaca. Así podrá pasárselo en grande mientras le acaricia la brisa del mar.

El gorrito

Para proteger su cabecita del sol, no podemos ir a la playa sin él. ¿Lo has metido ya en la bolsa?

Tampoco puede faltar en la bolsa de playa su bañador

Culetines para niños o de cuerpo entero en el caso de las niñas, lo cierto es que están para comérselos. ;) Y, además, a ellos les encanta llevar su traje de baño como los mayores.

Sandalias para caminar por la arena

Hay niños que no toleran que un minúsculo grano de arena les roce la piel. Así que caminar por la playa les hace llorar y enfadarse. ¿La solución? Unas sandalias con las que puedan bañarse y hacer sus castillos.

Aún nos quedan otras cosas importantes que no pueden faltar en la bolsa de playa. Las veremos mañana. ;)

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.