Bolsa para el hospital. ¿Qué necesitará el bebé?

Después de pararnos a reflexionar acerca de las cosas “obligatorias” que debemos llevar en la bolsa para el hospital o que, por el contrario, no son tan necesarias, hoy vuelvo a repetir tema, pero esta vez centrándome en el pequeño protagonista del momento del parto: el bebé.

Bolsa para el hospital

 ¿Qué llevar para nuestro hijo en la bolsa para el hospital?

Ropita. Es cierto que en el hospital te proporcionan ropa para el bebé, dejémoslo claro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, según la estación del año en la que des a luz, puede que no sea suficiente. Mi hija nació en octubre y, aunque la vestíamos con la ropita del hospital, ésta era solo una camiseta que le dejaba las piernecillas al aire. En consecuencia, no le vinieron nada mal las polainas y los pijamitas que llevó su mamá. Tampoco ocupará mucho espacio algún que otro body, dado que los bebés se manchan continuamente.

Pañales. A nosotros nos dieron un número limitado de pañales y como nuestra estancia se alargó algún día más, al final tuvimos que ir a casa a por más unidades. Así que no está de más echar algunos en la bolsa para el hospital. Además, hay que practicar para desarrollar una técnica del cambio de pañal lo más eficiente posible. ;)

Algún arrullo. Para tapar su cuerpecito cuando le cojas, por ejemplo. Esto no es aplicable para los días que estamos teniendo, rozando los cuarenta grados. ;)

Ropa para salir. Ese conjunto mono que has lavado cuidadosamente y está esperando en su pequeño armario para ese precioso momento en el que abandonéis el hospital. ¡Corre, mételo ya en la bolsa!

¿Qué no es necesario llevar?

Gorrito. En el hospital improvisarán uno en el momento de nacer. Así evitan que pierda calor por la cabecita. Pero si quieres llevar alguno que hayas comprado especialmente para él, ¡adelante! ¡Hace tanta ilusión preparar la bolsa para el hospital! :)

Manoplas. La matrona que nos dio las clases de preparación al parto nos aconsejó no ponérselas al bebé. ¿Motivo? Necesitan tocar a mamá o a papá para desarrollar el sentido del tacto, para ir conociendo su mundo. Con las manoplas no pueden hacerlo.

Toallitas o jabón líquido. Allí te proporcionarán materiales para limpiar a tu bebé. En concreto a nosotros nos dejaron esponjas impregnadas de jabón que nos sirvieron perfectamente para ciertas labores escatológicas. ;)

Y creo que con esto no me he dejado nada en el tintero. ¿Tienes alguna sugerencia sobre lo que es recomendable o no llevar para el bebé?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.