Bolsa para el hospital. ¿Qué no llevar cuando vas a dar a luz?

Si en el post de ayer nos fijábamos en todo lo que no podía faltar en nuestra bolsa para el hospital, hoy abordaremos el tema desde el otro punto de vista: qué no es necesario llevar y qué no hay que llevar. De momento seguimos refiriéndonos a la futura mamá. Mañana nos ocuparemos de las cosas del bebé.

Bolsa para el hospital

 Comencemos, pues…

 ¿Qué no hace falta llevar en la bolsa para el hospital?

Compresas de maternidad. Después de dar a luz tendrás sangrados vaginales similares los de una menstruación, los llamados loquios. No te preocupes, son absolutamente normales. Pueden durar hasta más de un mes (la famosa cuarentena). En el hospital te darán una bolsa con las suficientes compresas maternales, que deberás cambiarte frecuentemente para, en caso de que te hayan practicado episiotomía, mantener la herida lo más seca posible y evitar infecciones. Son de celulosa y bastante cómodas. No obstante, si se te acaban, las venden en cualquier farmacia.

Camisones. No son los más bonitos del mundo, pero en el hospital te dejarán los que necesites. De todas formas, si quieres llevarte el camisón que te has comprado ad profeso para el momento del nacimiento, puedes hacerlo sin problema.

Bragas desechables. Muchas mamás recurren a ellas para no manchar las suyas con los loquios. Así se pueden ir tirando cada día. De nuevo, es una decisión personal. También puedes optar por llevar tus braguitas en la bolsa para el hospital, pero no las más nuevas que tengas, por si hay escapes. ;)

Bata. Esto depende de lo friolera o no que seas. Recuerdo que yo llevé una (¡lo que abultaba!) y me encontraba más cómoda sin ella, así que un bulto más con el que cargué. Si vas a dar a luz en verano, también existen batas para esta época del año.

Toallas. Para la ducha, lavarte la cara y las manos podrás usar las del hospital. Pero vamos, que si tienes una toalla preferida, con la que vas a todos lados, inclúyela en tu bolsa sin problema. ;)

 ¿Y qué es lo que no hay que llevar?

 Si te soy sincera, estoy consultando una chuletilla que apunté en las clases de preparación al parto para escribir estos posts y recuerdo mi cara de sorpresa cuando la matrona nos dijo:

 Lo que no hay que llevar son las uñas pintadas

La razón es que el esmalte puede enmascarar el color de la piel debajo de las uñas, que puede cambiar de tonalidad si hay algún problema.

Tampoco lleves ningún objeto de valor (anillos,collares, pulseras…). No ya porque puedas perderlos, sino para que no interfieran con ningún procedimiento médico o causen cualquier otro tipo de problemas.

¿Qué te han parecido estas recomendaciones de lo que no hay que llevar al hospital? ¿Algo que añadir?

Si te ha gustado el post, ¿por que no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.