Calzado durante el embarazo: la importancia de elegir un buen zapato

Elegir bien el calzado durante el embarazo es muy importante. Son muchos los detalles a los que debe prestar atención la embarazada y uno de ellos es la compra de su nuevo vestuario, incluido del calzado. Y es que, durante estos meses su cuerpo cambia considerablemente y por ello, será fundamental que elija muy bien los zapatos que va a ponerse. Además, los pies deben estar perfectos cuando llegue el bebé para poder sacarlo de paseo sin dolores.

calzado durante el embarazo compras

De este modo, a la vez que va aumentando su peso, también cambia su centro de gravedad. Esto consiste en que conforme su tripa aumenta de tamaño, su columna tendrá que adaptarse a este desequilibrio. Finalmente la mujer acabará teniendo dolores de espalda. Además, los diversos cambios hormonales a los que se verá sometida, también provocarán, entre otras consecuencias, retención de líquidos y, por consiguiente, se inflamarán sus piernas y sus tobillos. 

calzado durante el embarazo

De este modo, debes ser consciente de que los pies, por todo el peso que soportan también y por lo anteriormente explicado, serán una parte de tu cuerpo a la que deberás mimar. Sin duda, será fundamental que encuentres unos zapatos con los que sentirte cómoda y por supuesto, que te gusten y sean de tu estilo. El calzado durante el embarazo no tiene por qué ser feo para que sea cómodo, puedes encontrar la combinación ideal sin problemas.

De este modo, ¿cómo debe ser o qué características ha de tener el calzado durante el embarazo para que se consideren correctos?

calzado durante el embarazoEn primer lugar, teniendo en cuenta que tus pies se hincharán, opta por un calzado que tenga la punta cuadrada, ya que así tus dedos no estarán apretados. De este modo, descarta aquellos que acaben en punta o triángulo. También será ideal que sean amplios o anchos, es decir, que tengan lo que suele decirse el empeine abierto. Es el caso de las manoletinas o también llamadas bailarinas, así como los mocasines. Los zapatos con cordones, del tipo zapatillas deportivas o los llamados “Oxford”, que también van acordonados, son muy adecuados. El hecho de que se puedan abrir los cordones, cuando notes que tu pie está hinchado y presionado, puede proporcionarte un gran alivio.

También deben ser firmes, es decir, debes sentir que apoyas bien el pie, aunque tampoco es recomendable que sean totalmente planos, así que olvídate de las chanclas o flip flop. Por ello, lo recomendable es que tengan un pequeño tacón máximo de tres centímetros. Sí es cierto que habrás escuchado una y otra vez que llevar tacones no es aconsejable, que puede hacerte daño… Sin embargo, en su justa medida, sí que se recomienda. En cuanto al tacón, debes buscar aquellos que tengan forma cuadrada y sean anchos y también que ocupen la mayor parte del talón, para que notes que tienes la estabilidad suficiente.

calzado durante el embarazo

Por otro lado, aunque no debes apostar por aquellos zapatos que te aprieten, sí que es conveniente que se ajusten perfectamente al pie, ya que es fundamental que sientas que lo llevas bien sujeto.  Por ello, a veces es recomendable que se aten o ajusten al tobillo, ya sea, con alguna tira fina y una hebilla o que sean más altos de caña.

En cuanto al material, lo mejor es decantarte por tejidos que dejen que tu piel respire, por ejemplo, la piel.

Si te parecen útiles estos consejos, no dudes en compartirlos con otras futuras mamás en Facebook, Twitter… GRACIAS

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.