Cambio de ropa en el armario

Ya tenemos aquí el otoño y con él decimos adiós a la ropa manga corta, hasta el verano que viene, o como mucho, hasta la primavera.

Si tenéis muy guardada la ropa de invierno infantil ya podéis ir desempolvándola en el balcón o en un lugar aireado para poder manipularla sin que los ácaros os hagan la vida imposible.

Cómo preparar la ropa de invierno

Antes de hacer una lavadora para quitar el polvo que haya podido acumular la ropa durante un año entero, asegúrate de que le vas a dar uso, a veces colocamos cosas en el armario por inercia.

No será la primera vez que una pieza de ropa se tira todo el invierno en el armario sin usarla ni una sola vez. A veces son piezas de ropa no tan cómodas como otras, piezas como un chaleco que guardamos “por si”…y que ocupan un espacio innecesario tanto físico como visualmente.

A veces son piezas que hemos heredado y que, no acaban de ir del todo con nuestro estilo o el de nuestros/as peques, con lo que acabamos cogiendo siempre las prendas que más nos gustan o más cómodas les resultan para el día a día.

Así que el cambio de armario no es tarea fácil, no te creas, hay que tener la mente bien despierta para ir escogiendo, separando, guardando lo que le sirva al peque de la mayor, aprovechando lo que te gusta y se le puede hacer “un apaño costuril”, lavando lo necesario y planchando lo mínimo.

Y si en casa sois unos cuantos la cosa se complica, sobretodo en cuanto a horas invertidas en la tarea.

En casa además los adultos somos alérgicos a los ácaros lo que hace bastante desagradable esta época de cambio de armario, por mucha precaución que tengamos como el hecho de almacenar la ropa guardada en bolsas al vacío, para que además de que ocupe menos, no acumule los bichitos que tanto nos hacen estornudar.

ropa-armario

¿Abrimos las puertas de par en par?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.