Cambios en el cuerpo después de dar a luz

No hay nada más bonito en la vida de una mujer, que dar a luz y dar la vida a un nuevo ser. Este hecho tan especial y natural va a provocar una serie de alteraciones físicas en el cuerpo de diferente índole.

Algunos de estos cambios desaparecen con el tiempo pero hay otros que requieren una serie de cuidados específicos para conseguir eliminarlos. Lo que queda claro, es que hay un antes y un después en el cuerpo de una mujer tras el parto. A continuación te cuento cuáles son los cambios más significativos que sufre dicho cuerpo.

cambios cuerpo parto

Cambios en el cuerpo después de dar a luz

  • Los cambios hormonales que sufre la mujer durante el embarazo va a provocar la aparición de diferentes manchas en el rostro y en el abdomen. Dichas manchas suelen desparecer con el tiempo siempre y cuando se aplique un poco de crema solar para proteger la piel de los rayos del sol.
  • A pesar de dar a luz y perder cerca de 6 kilos, la barriga seguirá hinchada hasta que el útero vuelva a su tamaño habitual. En un mes y medio aproximadamente, la barriga vuelve a su estado normal y desparece la hinchazón.

cambios físicos tras el parto

  • Uno de los mayores cambios que sufre la mujer embarazada es un aumento considerable de peso. En algunos casos, recuperar la anterior figura resulta excesivamente complicado y puede tardar varios años. Los especialistas recomiendan que una vez se termine de dar el pecho al bebé, empezar una dieta de adelgazamiento que permita a la madre bajar algún que otro kilo de más adquirido durante el embarazo.
  • Es normal que después del parto se pierda algo de cabello a causa de su debilitamiento. Con el paso de las semanas, el cabello irá recuperando su aspecto habitual y toda su fuerza y brillo. Una buena alimentación que aporte nutrientes es importante para que la recuperación sea mucho mayor.
  • Los senos son una de las zonas del cuerpo de la mujer que más cambios sufre. Si hay un aumento de tamaño durante el embarazo y la lactancia, es normal que cuando no queda nada de leche, los senos encojan y sean más pequeños. Pasados unos meses, los pechos volverán a su tamaño habitual. Es aconsejable aplicar algún tipo de crema reafirmante y realizar ciertos ejercicios para fortalecer los senos.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Parto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.