Cambios en tu cuerpo después dar a luz

Después de dar a luz a tu hijo o hija, es normal que se produzcan numerosos cambios en tu físico. El más evidente es sin lugar a dudas, la reducción de barriga pero hay otros tipos de cambios que te pueden sorprender aunque sean de los más normales u usuales.

A continuación te contaré algunos de los cambios más usuales que sufrirás en tu cuerpo una vez que haya tenido a tu bebé.

embarazo

Exceso de sudoración

Es normal un exceso de sudor en aquellas mujeres que han dado a luz. Esto ocurre porque durante el embarazo hay un aumento de agua que debes ser eliminado posteriormente a través de la orina y el sudor. Durante estos días postparto es importante beber mucho líquido para mantenerse perfectamente hidratada.

Cambios en la barriga

La barriga es una de las zonas del cuerpo que más cambian después del parto. Lo normal es que la barriga quede un poco flácida debido al estiramiento que se producen en los músculos durante el embarazo. Si sigues una buena alimentación y haces algo de ejercicio diario, puedes recuperar tu antigua barriga aunque es probable que nunca quede igual que antes de sufrir el embarazo.

Aparición de estrías

La aparición de estrías en zonas como el vientre o el pecho es algo normal en aquellas mujeres que han dado a luz. Aunque su desaparición completa es imposible, puedes intentar mejorar el estado de la piel con aceites esenciales o cremas específicas.

estrías

Tamaño de los pechos

Los pechos es otra de las zonas del físico que más cambio experimentarán tras el parto. Los senos aumentan de tamaño debido a la cantidad de leche que hay en los mismos. Los pezones y las areolas se vuelven más rojizas y también aumentan de tamaño.

Problemas con el cabello

Es normal que después de dar a luz, el cabello no crezca de la misma manera de siempre y pueda caerse durante unos meses. Pasado el tiempo, el cabello volverá a crecer fuerte y no habrá problemas de caída ya que el flujo sanguíneo se normaliza.

Estos son algunos cambios que toda mujer que ha dado a luz va a sufrir en su físico. Sin embargo, no hay porque preocuparse porque son cambios normales que no tienen la mayor importancia y que no suponen ningún problema para el futuro.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.