Causas de la enuresis nocturna o incontinencia urinaria en niños

Como comenté en el anterior post, la enuresis nocturna es un problema muy común pero que no por ello, a veces, tiene fácil solución. Por ello, precisamente, considero que es muy importante encontrar las causas que dan lugar a este problema, ya que, localizando la raíz podremos encontrar también la solución.

enuresis2

En primer lugar, es importante que los padres lo detecten lo antes posible, ya que, en ocasiones tienden a pensar que ocurre solo porque el niño aún es pequeño y no controla las ganas de hacer pis. Sin embargo, si a partir de los seis años, que ya claramente el niño debe poder controlarlo, persiste este problema, deberéis ser conscientes de la situación y acudir a su médico.

Ante todo, creo que lo más importante es que, papás y mamás, no regañéis a vuestro pequeño cuando esto ocurra, ya que, en la mayoría de los casos de enuresis nocturna, ellos son los primeros que se sienten mal cuando esto ocurre, ya que se sienten culpables. Sed conscientes de que ellos no quieren que esto suceda, por ello, lo que necesitarán será comprensión y no que les chilléis o castiguéis, por ejemplo.

causaseneuresis3

De este modo, los motivos de la enuresis nocturna pueden ser muy diferentes y así lo afirman los propios especialistas.

En primer lugar, a veces puede tratarse de problemas de tipo hormonal. Así, enuresis nocturnadurante la noche la hormona denominada antidiurética hace que produzcamos menor cantidad de orina para así poder descansar. Sin embargo, en algunos casos, hay personas que no producen la cantidad suficiente de dicha hormona, por lo que puede que el pequeño tenga mucha cantidad de pis mientras duerme y si a ello unimos que le cueste despertarse, finalmente acabará por mojar las sábanas.

En otros casos, este problema se localiza en la vejiga del pequeño. Por un lado, a veces el tamaño de dicho órgano es menor de lo habitual, y por consiguiente, su capacidad, lo que hace que el niño no retenga mucha cantidad de orina. Sin embargo, en otros casos ocurre cuando hay un exceso de espasmos musculares y esto hace que el niños sea incapaz de retener una cantidad normal, o lo que se considera habitual, de orina. Otras causas de carácter físico que pueden provocar la enuresis son la diabetes, las infecciones del aparato urinario e incluso trastornos en la médula espinal.

A veces, la herencia o los antecedentes genéticos del menor pueden influir en que sufra este problema, ya que, de hecho, se ha comprobado que si alguno de sus padres tenía este trastorno hay más posibilidades de que el niño también lo tenga.

tristeza

Sin embargo, no sólo aspectos de tipo físico pueden ser la causa de la enuresis nocturna, ya que, su estado psíquico o anímico puede influir de forma considerable. Así, si el pequeño está triste o pasa por una etapa de mucho estrés, ya sea por un divorcio, acoso escolar… todo ello puede desembocar en este problema.

En estos casos, es importante que los padres resten importancia a estos episodios de incontinencia urinaria sobre todo si la causa es psíquica, ya que, pueden llegar a sentirse inferiores, avergonzados y con baja autoestima cuando ocurra. Esto no hará sino aumentar el problema.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.