Células de tu bebé viviendo en tu cerebro

Había leído que hasta los dos años del bebé aproximadamente, el vínculo entre madre e hij@ es muy fuerte todavía.

Esta niña está muy pegada a tí. (Me decía mi madre). Y yo pensaba, a ver, si está todo el día conmigo, normal, no?

¿Y no es lo natural? ¿Un o una bebé tiene que ser independiente? Hay expertos que dicen, que mientras más apego ha existido en los primeros días de vida de un bebé, mayor capacidad de independencia tendrá de mayor.

Hay quien dice que hasta los dos años de edad madre y bebé son el mismo alma y que es por eso que el estado emocional de la madre puede incluso llegar a influir en el del o la peque.

Si queremos buscarle una explicación más científica, aquí la tenemos. Las células del feto nacen de las de la madre a través de la placenta, migrando de un cuerpo a una nueva vida.

El estudio del neurocientífico Robert Martone, del Covance Biomarker Center of Excellence en Greenfield, Indiana, revela lo que se conoce bajo el nombre de microquimerismo.

Habiendo examinado los cerebros de mujeres que habían fallecido, este neurocientífico encontró células masculinas lo que vendría a demostrar que el ser humano comparte células de unas generaciones a otras.

Las mujeres pueden mantener células microquiméricas de su madre o de sus embarazos, los hermanos gemelos entre ellos a través de su estancia en un mismo útero e incluso las madres con los bebés a través del amamantamiento.

Las células microquiméricas son importantes para el sistema inmunológico y se estudia que puedan jugar un papel parecido al de las células madre en cuanto a la restauración de tejidos.

Así que, parece que, como dice la canción, gotas sobre gotas somos olas que hacen mares, gotas diferentes pero gotas todas iguales…somos una marea de gente…todos diferentes…remando al mismo compás…

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.