Cinco Claves Para Elegir Un Coche Cuando Se Tiene Un Bebé

He estado haciendo recuento y todos o casi todos mis amigos y conocidos han cambiado de coche cuando iban a ser papás. Y los que no lo hicieron con el primer hijo, lo han hecho con la llegada del segundo.

Y es que aunque cada vez los carritos se pliegan mucho más y más fácilmente, siguen ocupando bastante espacio, sobre todo cuando se lleva el cuco. Y si decidís iros de vacaciones y tenéis que llevaros junto a las maletas y los pañales, la bañera, la trona, etc. incluso aunque sean de viaje, ni os cuento. Si no sois buenos jugando al tetris lo tenéis complicado ;)

mazda6-familiar-2013-maletero

Nosotros hemos pasado de un tres puertas, que descartamos desde el principio porque nos parecía inviable poder meter la silla de automóvil y andar sentando a la niña arrodillados en el hueco que queda entre el asiento trasero y el delantero cuando este último se echa para adelante, a un todo terreno. Porque si en algo estábamos de acuerdo mi marido y yo es en que nunca nos han gustado los monovolúmenes, así que cuando tomamos la decisión, optamos por burro grande ande o no ande :) . Además, ya sabéis que tenemos un perrazo, un pastor alemán que pesa 40 kilos, así que necesitábamos un supermaletero…

Pero es cierto que cada se ven más monovolúmenes. Por lo que se ve, muchas marcas se están centrando en dotarles de las mejores características para convertirlos en los automóviles perfectos para viajar en familia. Y algunos dicen estar pensados incluso para los que aún no pueden conducir, como el nuevo Kia Carens, cuyo spot protagonizan Pocoyó y Rafa Nadal pocoyizado. ¡Me vuelve loca este muñequito!. Le tengo tanto cariño…

Cada familia es un mundo y sobre gustos no hay nada escrito, pero aunque son cosas muy básicas, por si os sirve de ayuda os cuento algunas de las premisas que tuvimos en cuenta nosotros para elegir nuestro medio de transporte familiar:

1- Seguridad: que tuviera cuantos más airbags mejor, para estar más seguros en caso de accidente y una buena iluminación para poder circular de noche y/o con mal tiempo…

2- Anclaje Isofix: Para poner la Sillita del Coche de forma Segura.

3- Espacio: condición sine qua non, que el maletero fuera bien grande y que el habitáculo trasero fuera versátil, cómodo y lo suficientemente amplio como para que se pudieran sentar tres personas tranquilamente, sin estar apretadas como sardinas en lata. Incluso si en una de las plazas se lleva la sillita del bebé. Tened en cuenta que casi todas las madres primerizas, cuando viajamos en familia con el bebé, solemos sentarnos atrás con él. Yo misma, llevo viajando ocho meses en el asiento central de la parte de atrás del coche, bien pegadita a mi pequeñaja. Así que si los asientos traseros son amplios y cómodos, es un punto a vuestro favor.

4- Minimo cosumo en combustible: 2 motivos: menor contaminación y un mayor ahorro.

5- Diseño: si se puede elegir… a nadie le amarga un dulce. 

¿Vosotros qué pensáis que debe tener un coche familiar? ¿Cómo debe ser? 

 

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.