Cojín de lactancia para bebes ¿para que sirve realmente?

Actualmente, hay muchas madres que consiguen dar el pecho desde el comienzo con este cojín de lactancia sin ningún tipo de dificultad, en otros casos, especialmente para las primerizas, puede que no sea tan sencillo, sobre todo al principio.

cojín de lactancia bonjourbebé

El cojín de lactancia o almohada tiene una forma específica para facilitar este momento tan especial entre madre e hijo. 

La mamá puede ayudarse de este soporte para apoyar a su pequeño y encontrar la postura ideal.

Y es que, si se coloca al pequeño sobre él, éste tendrá perfectamente a su alcance el pezón, alcanzará la altura ideal y de este modo, tanto el pequeño como su mamá obtendrán beneficios. En primer lugar, se solucionarán los típicos inconvenientes de que el bebé no llegue bien al pecho, que no pueda tomarlo con facilidad, de que ambos se pongan nerviosos al no encontrar la postura.

cojín de lactancia el bebé aventurero

Por otro lado, gracias al cojín de lactancia o cojín maternal, se evitará que la mujer tome posturas incorrectas que le afectarán a su columna vertebral, traduciéndose todo ello en dolores de espalda intensos. Asimismo, el pequeño tendrá una posición correcta y se evitarán problemas como el hecho de que le cueste tragar o que se atragante, e incluso que desarrolle reflujo gástrico.

Por todo ello, aunque es cierto que hay numerosas posturas que tu matrona o médico te puede aconsejar para dar de mamar al pequeño, en ocasiones, esta ayuda adicional de la almohada puede facilitarte la tarea, yo creo que al menos al principio. Aun así, es importante seguir también las recomendaciones y hacerle saber a tu médico que vas a hacer uso de ellas.

Además, en el caso de que te hayan realizado cesárea, este cojín de lactancia también es útil, ya que hará que el peso de tu pequeño no recaiga sobre la herida, sino que la presencia de este cojín te ayudará. Por supuesto, sobra decir, que también podrás darle el biberón al pequeño si no se opta por lactancia materna, apoyado en su cojín de lactancia, aunque lo ideal es usarlo para darle el pecho.

cojín de lactancia

Todas las mamás que conozco han probado la almohada o cojín de lactancia y coinciden en reconocer su gran utilidad. Cuando el niño es pequeño y en el caso sobre todo de que sea el primero, eres inexperta y por ello, no sabes de qué modo colocarte. Así, tener este apoyo será muy útil para encontrar la postura.

Lo más importante es disfrutar de estos momentos, previniendo los dolores de espalda, las grietas en el pezón… entre otras consecuencias. Por ello, cuida todos estos detalles.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Lactancia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.