Cólico del lactante, ¿la primera huelga humana?

¿Qué es el cólico del lactante y por qué se producen?

cólico del lactante

Estaba paseando hace meses por unos grandes almacenes cuando vi a un padre con su hijo, un bebé bien pequeño, de pocos meses, aventuré yo, desesperado por conseguir que parara de llorar y se tranquilizara.

Yo, como recién estrenado padre, me vi en la obligación corporativa de ayudar (o intentarlo al menos) a aquel pobre hombre con marcas en los ojos de haber dormido bien poco en los últimos días. Le sugería que le balanceara con la tripita del bebé apoyada sobre su brazo.

Supuse que el chaval estaba pasando por un episodio bien conocido por muchos, el cólico del lactante y esa postura es una de las recomendadas para que se pase. Bueno, esa y ponerle sobre una lavadora o una secadora. Pero de las viejas, de las que vibran. Las silenciosas modernas no harán el mismo efecto…

A nosotros en las clases de preparto nos contaron que el cólico del lactante (que se empezaron a llamar así porque se pensaba que se trataba de cólicos abdominales, aunque posteriormente se demostró que no es ése el diagnóstico) se daban porque el meconio no había sido expulsado del todo y el pequeño trataba de hacerlo. Pero dada su naturaleza tan pegajosa, los esfuerzos que requerían para la expulsión eran infinitos. También nos dijeron que los partos naturales, por el canal del parto, ayudan a “estrujar” al bebé de tal manera que la expulsión del meconio es más sencilla y achacan a este motivo que se den más casos de cólico del lactante en nacidos mediante cesárea.

Lo cierto es que, la causa del cólico del lactante, todos son hipótesis.

cólico del lactante causas

Algo que sí es verdadero son las cerca de tres horas que se puede tirar llorando un niño con este cólico de lactante, lo que se le enrojece la cara, la expresión de enfado permanente que muestran y, en ocasiones, la sinfonía de ventosidades que suelen acompañar. Aparte, claro está de las consecuencias sobre el estado físico y mental de los abnegados padres…

Algunas teorías, no obstante, abogan por algo más “psicológico”.

¿Qué pensaríamos si nos dijeran que esta reacción, una “enfermedad” sin síntomas, sin fiebre, sin vómitos, sin diarrea, se produjera como una simple manifestación del recién nacido al mundo que le rodea y que le es extraño?

Muchos especialistas apoyan esta teoría al igual que insinúan que el hecho de que el pequeño llegue a conocer y practicar la sonrisa es fundamental para que estos “cólicos” desaparezcan.

Así pues, podría tratarse de un acto de rebeldía, una primera manifestación “antisistema”, la primera huelga del ser humano por ser individual para oponerse a su entorno, al que considera hostil.

Su desaparición de los cólicos del lactante dependerá directamente de cuán rápido acepte (o le ayuden sus padres a aceptarlo) el mundo exterior al que ha salido.

 calmar cólico del lactante

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.