Comienzan las vacaciones… ¿Y ahora qué?

Supongo que muchos de vosotros os hacéis esta pregunta cada vez que se acercan las vacaciones de vuestros hijos. Ya que mientras están en el colé perfecto, porque seguramente tendréis todo ajustado de tal manera que no tengáis problema para haceros cargo de ellos, pero cuando se acercan los días festivos, comienza el caos, que si los trabajos, que no podéis coger el día, los abuelos se van al pueblo… ¿Y vosotros qué hacéis?

pascua niños

 

Es lógico sentirse abrumado en estas situaciones, dado que se rompe la rutina y hay que volver a reestructurar todos los planes, sin embargo, una vez pasado este trance hay que intentar ver lo positivo. Y es que van a ser los mejores momentos para disfrutar de los pequeños y de los momentos en familia. Además, hay muchas actividades que a menudo por falta de tiempo no podéis hacer, y estos  días son el mejor momento para hacerlo.

vacaciones con hijos

 

Es más, sería recomendable, que si el papa o la mama pasan menos tiempo con los niños, por los turnos de trabajo, tomara un papel más activo estos días. En ocasiones, os preocupáis cuando tenéis la sensaciones de que los niños están más apegados a uno de vosotros, esto suele ser común cuando pasan más o menos tiempo con uno de los progenitores. Sin embargo, puede mejorar y podéis conseguir que eso cambie involucrandos más en las actividades del niño.

vacaciones de pascua

 

Por ejemplo, podéis ser vosotros los que llevéis al niño al parque y juguéis con el, o podéis organizar una tarde con papá o con mamá. Algo que les suele encantar y con lo que disfrutan mucho es ayudando a cocinar, haciendo tartas… Además, también es bueno, que si habitualmente pasáis poco tiempo con el niño, los ratos que paséis intentéis adoptar una función diaria. Pongamos que habitualmente el papá llega a las 8 de la tarde a casa y este es el momento en el que el peque empieza su rutina diaria de irse a dormir. En ese caso estaría bien que el papá fuese quien se encargara de bañar al niño y llevarle a dormir. Y que fuera siempre él con el fin de que el niño integre como figuras de seguridad y de respeto tanto al padre como a la madre. Evitando así, la desigualdad que a veces se produce cuando uno de los progenitores pasa menos tiempo en casa.

Esta claro que aunque a veces supone un estrés para los padres el decidir y pensar que hacer con los peques en vacaciones, tiene más ventajas que desventajas. Y sino preguntar a los peques ¿qué prefieren ellos?. Además es una oportunidad estupenda para pasar tiempo en familia, descansar y mejorar la relación familiar, que en el día a día a veces nos es imposible llevarlo a cabo, a pesar de ser lo que más nos satisfaga a la mayoría de las personas.

 

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Ocio. Guarda el enlace permanente.