¿Cómo debemos actuar los padres ante las caídas infantiles?

Te propongo el siguiente test para ver cómo reaccionas tú ante las caídas de tu hijo. Por favor, señala la respuesta que más se aproxima a tu actitud:

1. Pones una cara de terror absoluto que hace estremecerse hasta a los miopes del otro lado del parque.

2. Sales corriendo como alma que lleva el diablo y le pides a tu pareja que se ocupe de la situación porque no quieres ver el estado en el que ha quedado la criatura.

3. Le dices que no ha sido nada, aunque se haya hecho una brecha en la ceja, mientras te pones los zapatos y salís tranquilamente hacia el hospital más cercano.

Si has señalado las respuestas 1 o 2, vamos mal…

Cómo actuar ante caídas infantiles

¿Cómo actuar ante las caídas de nuestros hijos?

Es muy difícil tratar de aparentar calma y decirse a uno mismo que no ha sido nada, aunque haya sido la más aparatosa de las caídas y tu hijo presente heridas sanguinolentas en varias partes del cuerpo. Pero hemos de hacerlo, por el bien de tu pequeño.

¿Por qué? Sencillamente porque si ellos nos ven nerviosos, alterados, con las lágrimas brotando de nuestros ojos, se asustarán más de lo que ya lo están. Tenemos que lograr dibujar una sonrisa en nuestra cara que les ayude a tranquilizarse. Y, obviamente, tomar la decisión, o no, en función de la gravedad del caso, de acudir al hospital o centro de salud a pedir la opinión de su pediatra.

Nuestros sentimientos se contagian, aunque no lo queramos. Si nos ven llorando, llorarán. Si nos ven tranquilos, ellos también lo estarán. Y así todo será mucho más fácil.

Claro que, esta es la teoría. En la práctica todo es mucho más complicado. Y lo que nos sale ante las caídas de nuestros hijos es justamente lo contrario a lo que estoy contando. ¿O no? Si es que…, todos los padres somos iguales. ;)

Y tú, ¿cómo actúas ante las caídas de tu pequeño?

Si te ha gustad0 el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

 

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.