Cómo actuar ante un niño sonámbulo

El sonambulismo es un trastorno del sueño que se suele dar con mucha frecuencia en los más pequeños. A pesar de que es una conducta que puede impresionar en un primer momento, es bueno mantener la calma y seguir una serie de pautas para que el pequeño no sufra ningún tipo de problema ni accidente.

En el caso de que tu hijo sea sonámbulo no te preocupes porque a continuación te cuento con más detalle en qué consiste dicho trastorno y que efectos produce en el cuerpo.

Sleeping baby

Cómo actuar ante un niño sonámbulo

Según los expertos en el tema, el sonambulismo suele producirse en la fase en la que el niño se encuentra profundamente dormido. El síntoma más claro de que el niño es sonámbulo es que es capaz de caminar dormido por algunas zonas de la casa, aunque también puede quedarse en la cama hablando o haciendo una determinada actividad. Un elemento a tener en cuenta en el sonambulismo es que el niño se despierta al día siguiente sin recordar absolutamente nada.

En cuanto a las posibles consecuencias de dicho trastorno, no hay ninguna reseñable por lo que el niño no corre ningún tipo de peligro. Estos episodios suelen producirse una vez al mes como mucho y entre las posibles causas de este tipo de trastorno ase encuentran la falta de sueño, el excesivo cansancio o un alto nivel de estrés.

trastornos-del-sueño-en-niños

No existe ningún tipo de tratamiento específico para el sonambulismo y es normal que vaya despareciendo con el paso de los años. Si tu hijo tiene episodios de sonambulismo, es bueno que evite el estrés en la medida de lo posible y que descanse correctamente.

Es importante también tener cierta seguridad en la casa para evitar posibles accidentes mientras tu hijo sufre sonambulismo. Para terminar y a pesar de lo que la mayoría del mundo pueda creer, no hay ningún riesgo a la hora de despertar a un sonámbulo ya que no sufriría ningún tipo de problemas. 

Como has podido comprobar en las líneas de arriba, el sonambulismo no es algo excesivamente grave y que afecte negativamente al pequeño. Es normal que con la edad vayan disminuyendo tales episodios de sonambulismo y no tengan que preocuparte en exceso. Espero haberte ayudado y a partir de ahora no le des demasiada importancia a tales episodios de sonambulismo.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.