Cómo cambiar el pañal a tu bebé

Una de las primeras cosas que harás cuando tengas un bebé es cambiar el pañal. Este acto se repetirá al menos hasta los 2 años por lo que te aseguro que al final sabrás hacerlo sin ningún tipo de problema.

El cambio de pañal es muy importante ya que es esencial para mantener el culito del bebé totalmente seco y en perfectas condiciones. Si no lo haces como debes, el bebé puede sufrir dermatitis e infecciones en toda la zona, ocasionándole graves problemas en la piel.

cambiar pañal

Consejos a la hora de cambiar el pañal de tu bebé

A día de hoy el cambio de pañal no tiene nada que ver con el que hacían nuestras madres y abuelas. En la actualidad el pañal puede aguantar seco durante muchas horas aunque el bebé orine varias veces, por lo que no habrá que cambiarlo con tanta asiduidad. Con esto se evita que la piel del bebé sufra en exceso y pueda dañarse fácilmente.

A la hora de cambiar el pañal es bueno tener entretenido al pequeño, con algún juguete con el fin de que no tengas demasiados problemas a la hora de limpiarlo. Para una mayor comodidad y evitar futuras lesiones en la espalda lo mejor es cambiarlo en una mesa alta o cambiador, con cuidado de no dejar al bebé solo debido al peligro que existe de que se caiga.

Lo más aconsejable es limpiar la zona de sus genitales con agua y jabón neutro aunque también puedes usar toallitas húmedas especiales para bebés. Posteriormente debes secar bien la zona para evitar la aparición de posibles hongos o infecciones en la piel.

consejos para cambiar pañal

Es bueno aplicar algún tipo de crema hidratante y regeneradora para la piel de su culito. Al poner el pañal asegúrate de que no quede excesivamente cerrado ya que es importante que circule el aire y evitar la formación de bacterias que puedan ocasionar dermatitis en su piel.

Al principio como padres primerizos, os costará un mundo cambiar el pañal pero poco a poco con la práctica, será algo total rutinario y no tendréis ningún problema a la hora de hacerlo. Recuerda que se trata de un aspecto básico en la higiene del bebé y que debes seguir las pautas necesarias para evitar que los genitales del pequeño sufran infecciones o problemas en la piel.

Si te ha gustado esta información, compártela través de tu Red Social Facebook, Twitter… :-D

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.