¿Cómo cortarle las uñas a un bebé?

Son tan delicados, se ven tan frágiles y sensibles que cortarle las uñas a un bebé es para muchos padres una difícil labor. Es lógico que os asalten miedos, sobre todo de hacerlo mal y provocarles algún daño. Pero debéis saber que, siguiendo una serie de pautas, no les dolerá lo más mínimo, que con cuidado y sobre todo cariño y dulzura no habrá ningún problema.

finger baby

Lo cierto es que, evidentemente cortarle las uñas a un bebé, no se debe a motivos estéticos, sino a que si las tiene un poco largas puede llegar a hacerse daño él solit@. Y es que, si se toca la carita o se coge las manitas, puede llegar a arañarse. De ahí la importancia de cortárselas y de que además siempre las tenga limpias, ya que si algún día por casualidad se hace una heridita, hay cierto riesgo de infección.

En primer lugar debes tener en cuenta que son muy blanditas y frágiles, por lo que hay que tener especial cuidado a la hora de cortarlas. Asimismo, no habrá que profundizar, sino tan sólo recortar lo que sobresale del dedo, ya que, si hundimos un poco más la tijera sí que podemos hacerle daño.

Aun así, en aquellos pequeños cuyo parto se haya prolongado, sí que tendrán algo más largas las uñas, aunque del mismo modo, sólo se cortará lo que sobresale, evitando dejar salientes o alguna zona que arañe o pinche. Tras cortarlas, revisa estos detalles, ya que, si se le deja alguna zona mal cortada, con algún pico, puede que cuando empiecen a crecerle de nuevo, se le claven en la piel del dedito. Es algo que nos ocurre a los adultos y por supuesto a los bebés también.

¿Qué utilizaremos entonces? No uses tus tijeras habituales, ya que, pueden dañarle. Lo mejor será que busques las que hay en el mercado específica para bebés, ya que, tendrán los bordes redondeados y así no habrá riesgo de que se le haga algún rasguño en su piel, que como ya sabemos, es muy sensible. También hay cortaúñas específicos para los más pequeños de la casa. Si utilizas estas tijeras, será mucho más fácil, sólo hace falta que tengas un poco de buen pulso y le pongas todo el amor del mundo.

dedos

Los primeros meses no será necesario que utilices una lima, aún la uña es muy frágil. Conforme el pequeño vaya teniendo las uñas más duras, sí que puedes eliminar esos sobrantes o irregularidades de las que hablaba antes, para evitar que se arañen. Vosotros mismos, iréis comprobando la dureza de sus uñas y cuando es el momento de limarlas, siempre con mucho cuidado.

¿Cómo cortarle las uñas a un bebé?

Sin duda, si es muy inquieto, entre el daño que él mismo pueda hacerse, el roce con las uñas4 (1)tijeras… puede ser más complicado. Por ello, lo mejor es que elijas el momento en que el bebé está relajado, ya sea, tras un buen baño, a lo que se une el hecho de que el agua calentita reblandecerá sus uñas y será incluso más fácil. Asimismo, mientras esté dormido puedes aprovechar para hacerlo, sin duda, estará muy tranquilo y podrás tú también hacerlo con calma.

Por último, por hacer un resumen de las preguntas más frecuentes en torno a este tema, es importante destacar la frecuencia con la que habrá que cortarle las uñas a un bebé. Aun así, en este aspecto, dependerá de cada niño y de su ritmo de crecimiento. Sin embargo, por establecer una media, será suficiente con que les cortes las uñitas de las manos una vez a la semana, en el caso de los pies, una vez al mes.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.