Cómo educar a un niño hiperactivo

La hiperactividad consiste en un trastorno de la conducta que suele casi siempre hereditario aunque no es realmente necesario. Lo suelen sufrir en mayor medida los hombres y los primeros síntomas suelen darse durante los primeros años de vida. 

Si tienes indicios de que tu hijo sea hiperactivo porque tiene dificultad para dormir o está continuamente irritable, debes contrastarlo con un profesional que te asegure que sufre dicho trastorno. A continuación te doy una serie de pautas para que sepas cómo educar a tu hijo en el caso de que sea hiperactivo.

hiperactividad

Cómo educar a un niño hiperactivo

Una de las principales características de un niño hiperactivo es que no suelen prestar atención durante demasiado tiempo a una cosa ya que se aburren. Para evitar tal conducta, es importante que realices una serie de actividades que logren captar la atención del niño y que poco a poco les ayude a concentrarse y a prestar más atención.

Otro aspecto importante a tratar de un niño hiperactivo, es el exceso de impulsividad que tiene. Debes ayudar al pequeño a entender que las cosas se hacen de una forma tranquila y que hay que esperar cierto tiempo para obtener lo que uno desea.

El niño hiperactivo es frecuentemente desobediente y le cuesta acatar las órdenes dadas por sus padres. En este caso es recomendable evitar dar una serie de órdenes y sustituirlas por otras mucho más apropiadas para este tipo de niños como el ayudar a poner o a quitar la mesa.

niños hiperactivos

Los niños hiperactivos suelen ser bastante inteligentes aunque la falta de concentración tan típica en este tipo de conducta, les lleva a fracasar desde el punto de vista escolar. Para evitar esto, es conveniente que las clases en el colegio sean bastante dinámicas y no demasiada largas. Esto evita que el niño se distraiga y preste una mayor atención.

En cuanto a los objetivos que debes marcarte a la hora de educar a un niño que sea hiperactivo, suelen reducirse a conseguir que el pequeño muestre una mayor concentración en las cosas y a prestar la atención necesaria para realizar una actividad determinada.

Como un último consejo y no por ello menos importante, es esencial que tengas paciencia a la hora de su educación y es importante que te olvides de los aspectos negativos y potencies más los elementos positivos.

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.