Cómo encontrar el equilibrio entre el trabajo y la familia

He escogido la palabra “equilibrio” porque si eres una mamá trabajadora sabrás como sé yo que eso de “equilibrio” es muy relativo. Realmente no es posible encontrar un equilibrio que complazca a una madre trabajadora, simplemente hay decisiones que deben tomarse sobre el trabajo y la vida familiar. Esas decisiones serán las que realmente marquen tu vida y la de tu familia.

Después de la decisión que tomes, tendrás que combinar el trabajo e integrarlo en tu vida. La idea es conseguirlo alcanzarlo todo, aceptar compromisos y no desatender a la familia. ¿Piensas igual? Veamos algunas formas de encontrar ese “equilibrio” tan necesario.

mama trabajadora

No tiene que ser un misterio

Cuanto más pienses en cuál sería el camino correcto para poder equilibrar el trabajo y la familia, más difícil será que encuentres el “equilibrio” que te haga sentir bien porque sólo sentirás caos a tu alrededor.

No te sientas confundida con esta palabra, porque para poder encontrar el equilibrio tendrás que escuchar a tu corazón, calmar el caos de tu alrededor, y solo así, podrás tomar una decisión acertada.

Olvida la palabra “equilibrio”

Lo primero que tendrás que hacer para encontrar el “equilibrio” es olvidarte de qué significa y pensar más en encontrar un “balance” que te haga sentir bien. Este es el secreto, no tienes que encontrar ningún equilibrio, tienes que encontrar el balance entre el trabajo y la familia. Seguro que ahora empiezas a verlo todo un poco más claro.

Piensa en tus opciones

No todas las mujeres tienen las mismas opciones para poder encontrar el balance entre la vida laboral y la familiar, por eso tendrás que pensar en cuáles son las tuyas.

La elección más difícil es escoger la decisión más acertada, porque sientes que las cosas te las imponen, es decir… es una obligación que debes hacer aunque no quieras. Esto debes olvidarlo porque sólo te hará sentir mal.

mama trabajando

Lo que realmente necesitas es reforzar tu Inteligencia Emocional y estar en contacto con las emociones que sientes cada día, sólo así podrás entender qué te ocurre y qué quieres conseguir. No siempre se trata de encontrar el mejor camino, sino de escoger el que mejor te haga sentir a ti.

Para ello, escucha a tu interior, escucha lo que necesitas para estar feliz, ¿necesitas ayuda? Contesta a estas preguntas de forma sincera y dejando que tu corazón hable (invita a tu mente a que se duerma un poco):

  • ¿Qué es lo que te hace estar nerviosa y fuera de control?
  • ¿Cuáles son tus intenciones cada día? ¿Qué puedes hacer para satisfacer esas intenciones?
  • ¿Qué emoción sientes ahora mismo? ¿Por qué estás sintiendo esa emoción?
  • ¿Qué crees que puedes hacer para estar mejor?

Piensa con calma, decide y por supuesto actúa. Verás cómo podrás encontrar el equilibrio / balance entre el trabajo y la familia.

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.