¿Cómo es el llanto de los bebés? Dime cómo lloras y te diré qué te pasa

El llanto de los bebés, la primera lección que aprendemos como padres.

padre y llanto de bebé

Tengo la sensación de que los padres primerizos (los que no lo son ya están curados de espanto) sentimos el peso de muchas preocupaciones que se nos pasan por la cabeza antes de que, efectivamente, tengamos que afrontar problemas con nuestros bebés y, en especial, la incertidumbre que nos puede generar oír llorar a nuestro/a niño/a y no saber qué le pasa, qué hacer, cómo evitar que pare (¡¡¡que se calle, por Dios!!!) es enorme.

Para que nuestro hijo pueda articular palabras inteligibles que nos puedan transmitir llanto bebedirectamente lo que le pasa en un momento determinado, lo siento, señores, habrán de pasar meses o algún año, incluso. Mientras tanto, la forma que tienen nuestros hijos para comunicarse con el mundo es el llanto.

Sin embargo, mi experiencia me ha hecho darme cuenta que hasta el llanto de los bebés, que parece tan difícil y angustioso al principio, se acaba aprendiendo.

crying babyNuestro hijo no llora mucho (¡afortunadamente, compadezco a quienes tengan que sufrir llantos continuos de sus hijos!) pero comentamos mi mujer y yo las diferencias que vemos en los distintos llantos que le descubrimos.

Lo primero que nos resultó curioso es que, cuando tiene hambre, profiere un llanto que él mismo corta para tomarse el tiempo suficiente y comprobar si su madre está haciendo lo que debe, es decir, prepararse para darle el pecho (¡qué ladrón!). Es un llanto que, además, no comienza hasta que yo termino de cambiarle (tenemos la costumbre de hacerlo antes de cada toma) y, como ya tiene asimilado lo que le toca después, con el último corchete del body abrochado ya empieza a pedir lo suyo. Es un llanto grave y se puede hacer bastante intenso si tardamos más de la cuenta en ponerle al pecho. Lo que sabe este niño…

Otro llanto característico es el que nos “regala” cuando tiene sueño. Curiosamente, este llanto es más molesto para nosotros que el del hambre. En él muestra su hartazgo por verse cansado y no conseguir dormirse. Nos da la sensación de que se frustra y por eso el lloro es más agudo y desconsolado. Alguna pista también da porque además de llorar puede frotarse los ojos. Y en ese caso no hace falta ser Sherlock, ¿verdad?

dormido bebé

Cuando le duele algo o está molesto (porque haya que cambiarle el pañal, por ejemplo) suele iniciar el llanto más de repente y más intensamente.

Hemos identificado incluso el llanto “de hacer el tonto”, como le llamamos nosotros, que es ese de intensidad baja, como si le avergonzara casi llorar así, y que utiliza sólo para llamar la atención, para decirnos que quiere estar con nosotros.

Seguro que hay más tipos que iremos descubriendo con el tiempo porque ¡¡¡madre lo que aprendemos con este chico!!!

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Google+… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.