Cómo lavar la ropa de los bebés

 

Puede parecer una cosa sin sentido, pero el cómo lavar la ropa de los bebés es un tema importante a tener en cuenta. Los recién nacidos tienen una piel muy delicada, por lo que todo lo que entre en contacto con ella tiene que estar bien lavado y de la manera adecuada.

Antes de que naciera mi hija, la matrona ya me lo comentó, pero en la primera visita al pediatra, esta insistió en ello. Ambas me dijeron que debía lavar la ropa de mi bebé por separado de la nuestra y con un jabón neutro especial para ropa de bebés, En el caso de no encontrarlo, aunque ahora ya es muy fácil, pues lo hay en casi todas partes, se puede usar jabón para prendas delicadas o incluso el jabón casero, de ese que hacían la abuelas de antaño. Y deberíamos seguir usando estos detergentes especiales al menos hasta que el bebé cumpla sus seis meses de vida. Después, se puede ir probando con otros productos. Aunque, ¿qué nos cuesta seguir lavando por separado, si sabemos que es por su bienestar.

jabon-casero_large

Da igual si es a mano o a máquina, eso dependerá del tipo de prenda que vayamos a lavar, pero toda, absolutamente toda la ropita que nos regalen o que compremos, la ropa de cama, las toallas y capas de baño, etc. hay que lavarla antes de ponérsela a un recién nacido para eliminar posibles residuos que hayan podido quedar del proceso de fabricación, del almacenamiento, etc.

Como os decía, se puede lavar a mano o a máquina, eso sí, haciendo especial hincapié en el aclarado de las prendas. Si quedase algún resto de jabón, aunque sea especial para bebés, podría causar reacciones alérgicas o irritaciones en la piel de nuestro pequeñín. Si vuestra lavadora tiene la función de doble aclarado, es recomendable utilizarla. Y si preferís lavar a mano, ya sabéis, insistid y aclarad varias veces bien cada prenda. Y ya, para rizar el rizo, hay lavadoras que eliminan los alérgenos y los restos de detergente de la ropa gracias a la aplicación de vapor, que penetra en los tejidos sin dañarlos… Y recuerda: si decides usar la lavadora, como la ropa de bebé es muy pequeña y no suele llena el tambor, puedes utilizar programas de media carga. Ahorrarás!.

Yo, las prendas delicadas con puntillas, encajes, bordados… prefiero lavarlas a mano. Así me aseguro de que no se me estropean. Y los baberos, por experiencia, os aconsejo que los metáis en una bolsa protectora, en especial si son de los que llevan el cierre de velcro. En más de una ocasión los he sacado de la lavadora enganchados a otras prendas y al despegarlos, aun teniendo todo el cuidado del mundo, el tejido que se ha enganchado se me ha estropeado.

ropita 1

Para las manchas difíciles… ¡paciencia y buenos puños! No es para nada aconsejable usar productos fuertes, quitamanchas y mucho menos lejías. Porque al ser tan agresivos, aunque después lavemos las prendas de nuestro hijo con el detergente neutro especial para bebés, pueden quedar restos de producto que dañen su piel.

Como tampoco se recomienda la utilización de suavizantes. Tened en cuenta que los suavizantes se aplican a la ropa después del aclarado para así mantener la suavidad de los tejidos, por lo que sus sustancias químicas quedan adheridas al las prendas, pudiendo irritar la piel de nuestro bebé a su contacto.

A la hora de planchar, tened en cuenta que hay prendas que no necesitan planchado. Los bodys, por ejemplo, se alisan solos, como algunos pijamas. Y para el resto, como la mayoría de las prendas son delicadas, es mejor plancharlas a baja temperatura.

lavar ropa

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés, Compras, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.