Como Mejorar La Alimentación De Nuestros Hijos

Mi hijo sólo come de lo que le gusta 

Supongo que muchas de vosotras os identificaréis con frases como esta u otras similares como “mi hijo no come verduras” “mi hijo no quiere pescado”, “sería feliz se sólo comiera patatas fritas”… Y así podríamos seguir con varias frases que al final hacen referencia a lo mismo y es a la dificultad que encontráis muchas de vosotras a la hora de las comidas.

Es bastante frecuente que los niños no quieran comer alguno de los alimentos básicos para una adecuada alimentación, o que las comidas y cenas se conviertan en una batalla diaria.

osito arrroz

Por ello hoy quería daros algunos consejos sobre estrategias que podéis seguir para intentar que ésto cambie, y que esos ratos pasen a ser momentos de disfrute en familia.

kids_party_

En primer lugar, si es algo muy habitual y generalizado a muchos alimentos yo haría un menú con ellos, en el que intercalara un plato que les gusté con algo que les gusté menos pero que consideramos básico en su dieta, y establecería un programa de reforzamiento. Por ejemplo:

Comida del lunes lentejas (imaginemos que es el plato que no les gusta) y de segundo filete de lomo “podéis darle varias opciones que sepáis que le gustan y que lo elijan ellos” y el postre “le decís que si se come las lentejas que le sirváis en el tiempo que le deis (por ejemplo a la vez que los comensales que haya en la mesa), le dejaréis elegir el postre”. Si establecéis el programa de reforzamiento, no le regañéis sino lo hace simplemente le retiraríais el plato, le daríais el segundo y el postre lo elegiríais vosotros. Además si habéis establecido un programa de puntos ese día no recibiría el punto y por tanto luego no conseguiría el premio grande que habréis establecido previamente.

pescado

De esta manera le habréis dado un plato que no le gusta pero que consideráis necesario incluir en su dieta y algo que a él le gusta. Además si se come el primer plato le estaréis reforzando con el postre (ya que lo elegirá el). Puede ser que elija el postre, la merienda la cena o lo que queráis. Lo importante es que el niño entienda que si obedece y se come lo que le ponéis en el plato recibe un premio y papa y mamá se pondrán muy contentos, si no lo hace no lo recibe. Además, estaría bien que si establecéis un programa de puntos lo hagáis con varios premios, es decir, ir al parque, o ver la tele x minutos, o jugar a la consola, o elegir un juego para jugar por la tarde en familia… Y pueda canjear los puntos por alguno de estos premios.

Otra de las cosas que podéis hacer es involucrarles en la realización de las comidas. Es decir, pedirles que os ayuden a cocinar, además así estaréis consiguiendo un doble objetivo: que os ayuden y la comida sea más atractiva para ellos (dado que lo habrán hecho ellos) y pasar tiempo lúdico en familia y favorecer el vínculo padres-hijos.

French-Food

También da muy buen resultado, hacer los platos atractivos, es decir, si queréis darles verduras hacerles una cara, o por ejemplo hacer una quiché, que es como una tarta pero de verduras, hacerles muñequitos en los platos… La decoración de los platos, sobretodo con los más pequeñines suele funcionar muy bien.

Además, también podéis mostrarles como sus personajes de dibujos preferidos y a los que suelen admirar (caillú, popeye, Spiderman, sus hermanos mayores…) comen de todo y por eso son fuertes y grandes.

¿Se te ocurren otros trucos? ¿Qué os funciona a vosotras?

¡Ponlo a prueba y cuéntanos!

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.