Cómo preparar al primogénito de que llega un hermanito

Da igual la edad que tenga tu hijo la llegada de un hermanito no tiene que ser un efecto traumático para tu primogénito. Pero como papás, tenéis que entender que va a pasar de recibir toda la atención de sus padres a tenerla compartida, algo que sin duda le puede marcar un poco y que además tiene que comprender y asimilar para evitar los celos.

Hoy quiero darte algunas pautas sencillas para preparar a tu hijo primogénito para la llegada de su hermanito.

nuevo bebe

Durante el embarazo

Cuando te enteres que estás embarazada tendrás que compartir la noticia con tu pareja por supuesto, y después con tu hijo (antes de nadie más). Dale la oportunidad de que te haga preguntas y contéstale con paciencia al nivel que pueda entender según la edad que tenga.

Es posible que en algunas ocasiones tu hijo se ría y le parezca una idea formidable, pero en otras ocasiones puede sentirse mal y llorar, en estos casos necesitará toda tu comprensión y toda tu atención.

Puedes enseñarle fotos de cuando él era bebé y comentar anécdotas de cuando era más pequeño para que entienda mejor qué es un bebé.

Cuando tengas que llevarle al médico lleva a tu hijo contigo para que escuche los latidos del corazón del bebé, hazle partícipe de todos esos momentos tan especiales.

maternidad

Además cuando discutáis el nombre del bebé puedes pedir su opinión para que se sienta importante en esta decisión.

Cuando nazca el bebé

Antes de que vaya al hospital a verte, pon una foto de tu primogénito encima de la mesilla del hospital para se sienta especial al entrar en la sala.

Cuando el bebé llega a casa

Cuando estéis todos en casa, permítele con mucho cuidado que coja al bebé contigo. Hazle partícipe en el cuidado del bebé (como si fuese tu mejor ayudante).

Es muy importante que durante un rato al día le prestes atención exclusiva a tu hijo primogénito, incluso si tu pareja o la abuela debe hacerse cargo del bebé recién nacido.

Parents giving their daughter a kiss.

Así mismo no pueden faltar las normas y los límites claros de lo que se puede y de lo que no se puede permitir. Es posible que tenga regresiones en el comportamiento y que os ponga a prueba de vez en cuando. No se lo tomes en cuenta, solo compréndele, respeta sus sentimientos pero márcale los límites claramente.

Además también resulta importante acordar con la familia cuando vayáis a verles que saluden primero al primogénito y después al bebé. Así se seguirá sintiendo importante.

 Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.