Como Recuperar mi Figura tras el Parto.

En forma tras el parto: la cintura 

Dicen que dar de mamar ayuda a perder esos kilos de más que acumulamos las mamás durante el embarazo y que no hemos podido dejar en el paritorio. Yo misma, sin ir más lejos, me quité nueve kilos de encima tras el parto si juntamos el peso de mi hija al nacer, el de la placenta, lo que pesa el líquido amniótico, etc. Pero ahí me quedé. A mí el dar de mamar no me ha servido para adelgazar. Será porque no he llevado una dieta correcta, imagino, y he comido más de la cuenta. Eso sí, no he cogido ni un kilo más. Me he mantenido en el mismo peso que tenía cuando salí del hospital. Por lo tanto, deduzco que si no me hubiera pasado con la alimentación, seguramente habría recuperado mi figura antes.

Ahora, después de casi ocho meses, he decidido que la cosa no puede ir a más. Desde hace un par de semanas ya no doy de mamar a mi hija y hemos pasado a la leche de fórmula. Ella se la toma bien y yo estoy un poco más liberada, porque el biberón se lo puede dar también papá, o cualquiera de sus abuelos, si hiciera falta. Así que he decidido empezar “la operación bikini” de ipso facto. El día 22 de mayo voy al endocrino para que me ayude a comer sano y equilibrado. Ya estoy escarmentada con el tema de las dietas milagro con las que sí, pierdes de golpe, pero que en cuanto las dejas y vuelves a la rutina, recuperas más de lo que perdiste.

Y como cuando vas al endocrino siempre te dice que junto a la dieta hagas algo de deporte, yo voy a empezar a practicar algunos ejercicios que he encontrado en revistas para mamás.

Ya sabéis que antes de realizar ninguna actividad deportiva tenéis que estar totalmente recuperadas del parto. Así que consultad con vuestro médico cuándo es el momento ideal para empezar y no lo dejéis tanto como yo. Peor como nunca es tarde, ahí que voy.

Empezaré por unos ejercicios para recobrar la cintura. Hay que hacerlos una vez que que los músculos del periné hayan recuperado su fuerza, cuando el suelo pélvico esté bien tonificado y cuando todos los órganos hayan vuelto a su posición inicial, no lo olvidéis.

Todos estos ejercicios hay que hacerlos contrayendo abdominales, como si quisieras llevar el ombligo a tu columna vertebral.

1)  Lateral: separa un poco las piernas, más o menos a la altura de los hombros,abdominales post parto flexiona las rodillas y contrae los abdominales. Coloca un brazo por encima de la tripa y el otro por encima de la cabeza e inclina el tronco hacia un lado. Después, invierte la posición de los brazo e inclina el tronco para el otro lado. Recuerdo que hace unos años, cuando iba al gimnasio, el monitor siempre me mandaba tres series de 10. Creo que en una buena medida para empezar.

2)  Sentadilla: abre las piernas un poco más que la medida de los hombros y con la espalda bien recta y los abdominales bien duros, dobla las rodillas. Verás cómo tira, pero son ideales para recuperar la figura.

abdominales

3)  Pelvis: Tumbada boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies y las manos bien apoyados en el suelo, toma aire por la nariz e hincha la tripa. Después, a la vez que lo vas soltando, ve escondiendo el abdomen para intentar borrar la curva que se genera entre tu zona lumbar y el suelo.

abdominal-brace-core-exercises-0823-400_0

4)  Estiramiento: toda tabla de ejercicios tiene que acabar con una serie de estiramientos. Uno que podemos hacer es, de rodillas en el suelo, flexionamos completamente el tronco sobre nuestras piernas dejando las manos lo más alejadas posible del cuerpo. Luego, nos tumbamos boca abajo y levantamos el tronco ayudadas por nuestras manos, como si quisiéramos formar un ángulo de 90 grados con nuestro cuerpo. Recordad que todos los movimientos tienen que ser suaves.

abdomen post parto

abdominal suelo

 

 

 

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Post Parto y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.