¿Cómo sienten nuestros bebés?

Es común escuchar entre los padres “mi niño me sonríe, mi niño me reconoce porque cuando hablo sonríe…” ¿Pero cuándo realmente los bebés comienzan a sentir emociones? ¿Es cierto que tienen sonrisa social desde que nacen? A continuación os voy a hablar sobre las emociones, su función así, como cuando aparecen éstas por primera vez en nuestros pequeños.bebé llorando

Hace unos días os hablaba sobre el llanto que es uno de los sistemas a través del cual los pequeños nos transmiten información. Pero también usan otros medios para expresarse. Y como suele decirse, tanto en los adultos como en los niños y bebés“la cara es el espejo del alma”. La diferencia con los adultos, es que los bebés usan este medio como principal forma de transmisión de información.  A través, de sus expresiones podemos saber si el niño está a gusto, si está cansado e incluso sus emociones.

Las emociones son reacciones subjetivas que experimentamos ante determinadas experiencias. Los investigadores, en general, afirman que hay 6 emociones básicas: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa  y aversión. Dichas emociones no son ni buenas ni malas, sino que cada una tiene una función muy valiosa:

 

MIEDO: Cuando sentimos miedo tendemos hacia la protección.

SORPRESA: Nos ayuda a orientarnos frente a una  nueva situación.

AVERSIÓN: Nos sirve para rechazar aquello que no nos gusta.

IRA: Nos induce hacia la destrucción.

ALEGRÍA: Nos induce hacia la repetición (deseamos reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien).

TRISTEZA: Nos motiva hacia una nueva reintegración personal (Cuando estamos tristes tendemos a pensar sobre lo que nos ocurre, lo cual nos ayuda a organizar la información).

 

¿Cuándo aparecen las emociones?

 

 

 

Desde muy temprana edad, según Johnson (1982), en uno de sus estudios,  encontró que la mayoría de las madres identificaban las emociones básicas en sus recién nacidos.

Desde el nacimiento los bebés son capaces de expresar: interés, disgusto y placer.

A los dos meses: aparece la sonrisa social. (A los pocos días de nacer, muchas de vosotras habréis observado alguna sonrisa en vuestros hijos. Esta sonrisa es fisiológica, es una muestra de bienestar).

Entre los 3-4 meses: comienzan a sentir tristeza y enfado.

A los 4 meses: son capaces de expresar alegría, rabia y sorpresa.

A los 7 meses: aparece el miedo. Coincide con el  miedo a los extraños. Durante los seis primeros meses el apego, se está construyendo y es entorno al 6º o 7º mes cuando el niño identifica ya a sus cuidadores, y muestra dolor, miedo y enfado ante la separación.

Entre los 11 y 12 meses: aparece la vergüenza y la timidez.

A los 24 meses: orgullo.

Entre los 3 y lo 4 años: envidia y culpa.

A los 5-6 años: la seguridad en sí mismos y confianza.

 

Al principio estas emociones son muy primitivas y sencillas, pero a medida que el niño se va desarrollando van cambiando y adquiriendo cualidades más complejas. Además la forma de expresión es diferente. Por ejemplo en el caso de la sonrisa, como comentaba anteriormente, al principio es una muestra de bienestar, sin embargo a medida que el niño crece la usa como vehículo para comunicarse, llegando a adquirir una función social.

avatar

Acerca de Judit

Psicóloga
Esta entrada fue publicada en Bebés. Guarda el enlace permanente.