Consejos para elaborar una merienda saludable para los niños

La merienda es una parte de la alimentación diaria esencial y a la que hay que darle la importancia que se merece. Es muy normal ver a niños por la tarde comiendo durante la merienda, bollería industrial y otro productos ricos en grasas dañinas y perjudiciales para su salud.

Para evitar lo anterior, es muy importante seguir un tipo de alimentación sana y equilibrada en la dieta diaria de los niños, es por ello que a continuación te daré una serie de consejos y pautas para que puedas elaborar una merienda realmente saludable y nutritiva para el organismo del pequeño.

Meriendas-A-Tu-Salud

Consejos para elaborar una merienda saludable

  • Es importante que los niños consuman una gran cantidad de verduras y frutas a la semana. Puedes elaborar unas deliciosas brochetas con las frutas que prefieras y dárselas como merienda. Es una excelente forma de que los pequeños coman frutas sin problemas. 
  • No debes abusar de los zumos, ya sean envasados o naturales debido a que contienen mucha cantidad de azúcar y esto es algo poco saludable para el pequeño.
  • Evita todo tipo de bollería industrial y las galletas, ya que son productos muy poco saludables y dañinos para el organismo debido a la gran cantidad de calorías y grasas que contienen y que no aportan nada al organismo.
  • Puedes elaborar tus propios bizcochos caseros con ingredientes naturales y saludables como es el caso del aceite de oliva o las frutas. Una buena opción para la hora de la merienda y con el que seguro que disfruta tu hijo.

la merienda en los niños

  • También puedes incorporra frutos secos a la merienda de tu hijo. Son una excelente opción para la hora de merendar siempre que no abuses de ellos y no te excedas. Son ricos en grasas saludables, vitaminas y minerales esenciales para el organismo. Puedes mezclarlos con un poco de yogur o de leche desnatada y elaborar una merienda realmente nutritiva.
  • Los bocadillos son perfectos para la hora de la merienda ya que ayudan a saciar el apetito y son muy nutritivos. Puedes optar por unas rebanadas de pan integral junto con un poco de atún, huevo duro o tomate.

Espero que hayas tomado muy buena nota de todos estos consejos y pautas alimenticias  y a partir de hora la merienda de tu hijo se convierta en una parte de la alimentación fundamental y totalmente saludable.

 Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Alimentación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.