Consejos para las mañanas de cole sin conflictos

Hay hogares que las mañanas pueden ser todo un conflicto porque los niños no quieren levantarse para ir a la escuela… ¡se está tan a gusto en la cama! Pero no es necesario pelear, se puede tener una mañana sin conflictos y que los niños se preparen ellos  para ir al colegio porque es lo que toca hacer.

Así que si te suena que los niños no quieran vestirse, no quieran desayunar, quieran ver la televisión tumbados en el sofá y vagueando hasta el último minuto… ¡no te preocupes! Hoy quiero ayudarte a que no sea un reto salir por la mañana antes de las 8 y que el estrés, el cansancio de buena mañana y los enfados… ¡dejen de existir!

Parent Taking Child To Pre School

Lo primero que tendrás que tener en cuenta es que las rutinas la noche anterior y por la mañana tendrán que ser tus aliadas. La noche anterior los niños tendrán que preparar la ropa que se pondrán al día siguiente y dejarla cerca de la cama, así mismo la mochila tendrá que estar preparada con todos los libros necesarios.

Esto hará que los niños interioricen que al día siguiente toca ir al colegio y que hay una hora en la que se tendrán que levantar para no llegar tarde. El tenerlo todo ordenado les ayudará a ir más rápido.

Family of four on a bed

Otra idea excelente es crear con los niños una lista de actividades por la mañana que incluya todo lo que tus hijos deben hacer por la mañana y con tiempo marcados para que sepan del tiempo que disponen para no hacer tarde. Para la creación de esta lista hazles partícipes para que vean que su opinión es importante, además esto les hará entender lo importante que son las rutinas por la mañana antes de ir al colegio.

En esta lista podéis poner una casilla por cada día de la semana y las mañanas que lo cumplan todo ponerle una señal como una pegatina verde y si no lo cumple una pegatina roja. De esta manera sabrán que lo han hecho bien o no y tú no tendrás que enfadarte nunca más.

valores nenes

Pero para que la lista de actividades sea un éxito, tendréis que marcar consecuencias positivas y consecuencias negativas según si hacen o no hacen las actividades matinales. Por ejemplo puedes darles recompensas (siempre en experiencias como salir a tomar un helado en el fin de semana) al final de semana si lo hacen todo bien, y una consecuencia negativa (siempre en experiencia como jugar menos tiempo a un videojuego) en el caso que no lo hayan cumplido.

¿Qué te parecen estos consejos para que vuestras mañanas sean sin conflictos para ir a la escuela? ¿Las pondrás en práctica?

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.