Cortar el pelo al bebé : cuando hacerlo, técnica y falsos mitos

Quizás creas que ha llegado el momento para cortar el pelo a tu bebé.

En nuestro caso, llevamos ya algo más de un mes viendo como se le ponen “quiriquis” en lo alto de la cabeza nada más despertarse (tan rebeldes como los que recuerdo que tenía yo mismo) o que ciertas ondas del pelo le llegan a tapar las orejas hasta que se las atusamos.

Como siempre que nos surge alguna curiosidad como ésta , buscamos información entre los especialistas y acudimos a la sabiduría popular que ha pasado por nuestros problemas y vicisitudes mucho antes que nosotros y en multitud de ocasiones.

cortar el pelo al bebé

Lo primero cuando te planteas si deberías o no cortar el pelo a tu bebé es darse cuenta que no hay un momento, un mes, una fecha en concreto en que hacerlo. Simplemente, se puede hacer cuando sea lo más indicado para salvar ciertos factores externos. Por ejemplo, si hace calor y el niño (repito, tenga la edad que tenga porque hay bebés que incluso tienen una hermosa mata de pelo incluso desde recién nacidos tiene el pelo largo en exceso, lo conveniente, por la propia comodidad del pequeño, es liberarle de parte de la cabellera.

cortal el pelo al bebé

Y aunque no haga calor, si para los padres es un incordio tener que domar cada mañana los pelos rebeldes del niño, pues no os cortéis, que al niño le da igual tener el pelo más o menos largo y os facilitará la tarea de ser padre, que hay otras cosas más importantes y serias en las que preocuparse.

Además, os confirmo que el mito de que cortando el pelo del niño siendo bien pequeño sale con más fuerza es falso. Bueno, al menos, no hay estudios que lo confirmen. Habrá casos de niños a los que se les haya cortado el pelo muy pronto que lo hayan perdido luego igual de pronto, así que, la conclusión está clara.

En cuanto a la técnica para cortar el pelo de vuestro bebé, debe iniciarse humedeciendo el pelo. Así será más fácil de igualar, ver por donde sobra más y más sencillo de cortar.

Comenzar por el flequillo es una buena opción. Y siempre con tijeras que, como las que usamos para sus uñas, no puedan producir daños en caso de un accidente.

Conviene igualmente dejarle algo con lo que se entretenga. No queremos que esté más pendiente de nuestros movimientos de manos por delante de su cara y alrededor de su cabeza que de cualquier otra cosa.

cortar el pelo a tu bebé

Y no estaría de más, al menos para la primera vez, guardar algún recuerdo gráfico o el primer mechón de pelo cortado. Igual vuestro hijo quiere tener ese recuerdo cuando crezca.

 Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.