Cosas De Las Que Se Alimenta El Cerebro. Inteligencia y Crecimiento Infantil

Continuando con lo que explicó en la charla de Ordesa la Doctora Petra Sánchez Mazcaraque, os puedo contar algunas cosas de las que se alimenta el cerebro.

La comida del cerebro, además de la que debemos incluir en nuestra dieta para llevar una nutrición saludable, son las caricias de los padres, sus palabras, el juego, los cuentos…

La doctora hizo gran hincapié en este punto, en la importancia de leerles cuentos a los niños desde bebés, aunque creamos que no nos entienden. Y es que está demostrado que a los niños a los que se les han leído cuentos desde pequeñitos han aprendido mejor a leer que el resto. Además, si se los leemos haciendo voces, aprenderán también a interpretar las emociones.

emociones

Y si nuestro hijo se pone pesado y quiere que le leamos siempre la misma historia, no os preocupéis, porque la repetición estimula también el cerebro.

¿Y sabéis qué es veneno para el cerebro? Por supuesto, el tabaco, el alcohol y las drogas. Pero no afectan sólo si se toman. Es que si una futura mamá consume alguno de estos productos durante la gestación también influye negativamente en el feto. El alcohol y el tabaco pueden generara bebés con Síndrome de Down, malformaciones, etc. Las drogas aún no se sabe cómo pueden afxtar al embrión, pero si el tabaco y el alcohol pueden hacer daño a los engendros, ¿Qué no les hará la droga?

Por otro lado, es muy importante para el crecimiento de cerebro, como ya os decía antes, el  tacto. Hay que acariciar y tocar al bebe, porque esta cercanía, este tacto tranquiliza y un niño tranquilo asimila mejor los estímulos. El ejemplo lo tenemos con los masajes que damos a los bebés cunado tienen cólicos de lactante. En resumen, el contacto físico estimula el cerebro y estrecha el lazo de unión con los padres.

La sincronización también es muy importante. Porque el bebé y los padres van a prendiendo a la vez sobre esta nueva vida. Se van haciendo el uno a los otros y viceversa. La sincronización se ve muy clara, por ejemplo, en la lactancia. De la misma manera, la sincronización es clave para el inicio del autocontrol emocional tan importante.

La sensibilidad va de la mano con la sincronización. El saber por qué llora un niño y estar preparado para poder darle lo que necesita.

baby-crying-450

Capacidad de reconocimiento o interpretación. Lo primero que hay que hacer es diferenciar entre bebés fáciles y difíciles. Los bebés difíciles son los que más tardamos en sincronizar, pero por muy difícil que sea, lo conseguiremos, porque nuestro cuerpo está preparado para afrontar esta situación.

Vínculo. El vínculo del niño con los padres es muy importante. El vínculo es el que hace que un bebé llore cuando se aleja de sus padres y que pare cuando los tiene a la vista. Y si falla el vínculo emocional, falla del desarrollo. El del los padres y lo hijos es un vínculo seguro. Y gracias a este vínculo seguro, fuerte, los niños aprenden en la escuela. Porque los niños no estudian porque les guste. Estudian para tener contentos a los padres, algo que sería imposible sin el vínculo.

Estimulación sensorial. Como os había comentado con anterioridad, el entorno natural ofrece los estímulos necesarios para que un bebé se desarrolle. Y, por supuesto, nada puede sustituir a la interacción humana.

El que el niño esté viendo la tele durante muchas horas, puede influir en que hablen más tarde.

Aprendizaje del lenguaje. ¿Por qué hay que hablar a los bebés?

En el útero de la madre, el bebé ya sabe diferenciar idiomas, aunque no los entienda. Tenemos un ejemplo en los japoneses, que pronuncian igual la “l” y la “r” porque ya lo han aprendido así desde el útero.

Es importante hablar a los bebés, tanto adultos como niños, con sonidos vocálicos exagerados, agudos y altos. Pero no hace falta que nos lo diga nadie, lo hacemos casi por intuición, como casi todo, por la sincronización.

url-18

¿Sabíais que en el aprendizaje del idioma hay dos cortes o periodos de crisis? Por ejemplo, en niños potencialmente bilingües, porque sus padres hablan otro idioma, si antes de los 5 años no se les ha hablado en este idioma, lo podrán aprender, pero no tendrán acento.

Para la gramática también hay fecha de caducidad. Si a los 13 años no sabemos… difícil será aprender después, pero no imposible.

Sin embargo, podemos implementar nuestro vocabulario toda la vida.

Si un niño habla bien, leerá mejor. Con 4 años, no están aún preparados para escribir.

Reitero, porque la doctora lo hacía de nuevo, en la importancia del juego para adquisición de habilidades, destrezas etc.

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.