¿Cuándo comenzar con la operación pañal?

Llega un momento en nuestra vida como padres en el que se nos plantea la eterna pregunta: ¿cuándo debo comenzar a quitar el pañal a mi hijo? O en otras palabras, ¿cuándo iniciar la “operación pañal”?

Empezarás a escuchar opiniones y experiencias de todo tipo, aunque no las pidas:

  1. Comienza a los dos años
  2. Aprovecha el verano, aunque aún no tenga los dos años
  3. Date prisa. No te cogerán a la niña en ningún colegio a los tres años si todavía lleva pañal (¿realidad o mito?)

Como mi hija va a cumplir próximamente los dos años, me he ido informando acerca de la retirada del pañal y tengo mi propia conclusión: comenzaremos cuando ella esté preparada. Pero, ¿cómo saber que ha llegado el momento? Muy fácil: escuchemos a nuestros hijos. Ellos tienen la clave.

Estarán listos para la operación pañal si se van dando las siguientes circunstancias:

Operación pañal

Siente curiosidad por ver lo que hacen mamá o papá en el váter

Adiós intimidad. Si eras de las que no podías hacer pis con alguien delante, olvídate. Se te van a acabar las tonterías. ;) Tu hijo no te dejará ni a sol ni a sombra, así que aprovecha para explicarle lo que haces. Poco a poco lo irá aprendiendo.

Sabe cuándo ha hecho caca o pis

Se da cuenta cuándo ha mojado el pañal, pues se lo toca y dice la palabra correspondiente. Incluso te lo comunicará para que le limpies y le pongas seco.

Y cuándo va a hacerlo

A menudo los niños se posicionan de la misma forma cuando van a hacer caca, como todo hijo de vecino. Y si les preguntas qué están haciendo (de forma tranquila, sin sobresaltos, que a nadie nos gusta que nos corten el rollo en esos momentos), lo irán relacionando.

Intenta quitarse el pañal solito. ¡Operación pañal en marcha!

Ya sea porque les da calor o porque están mojados, a medida que van creciendo sienten ganas de quitarse eso tan molesto que llevan todo el día pegado al culo.

Recuerda: no te precipites

Antes o después acabarán controlando sus esfínteres y dejando el pañal, así que no hay que tener prisa. Cada uno llevamos nuestro propio ritmo, al igual que con los dientes, las comidas sólidas o los primeros pasos. Comenzar antes de tiempo implica, en la mayoría de los casos, desesperación e incluso vuelta al pañal. Como se suele decir ahora… Keep calm! Y siéntale en el orinal. ;)

¿Cuándo comenzaste tú con la “operación pañal”? ¿Algún consejo?

Si te ha gustado el post, ¿por qué no compartirlo en tus redes sociales? ;)

Diario de una mami

avatar

Acerca de Diario de una mami

diariodeunamami.com
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.