Piedras pintadas para contar cuentos con arte

Siempre os digo, como loca de los cuentos y los libros infantiles, que la lectura es una herramienta educativa muy valiosa que nos puede ayudar en muchos aspectos con los y las peques.

Es importante buscar un espacio para compartir la lectura, que sea un momento agradable para ambos (peque y papi/mami) y que alimente sueños además de vocabulario y ortografía.

La hora del cuento no tiene porqué necesitar obligatoriamente un libro.

Podemos innovar explicando cuentos que recordamos o simplemente que inventamos al paso que vamos narrando la historia.

Si lo de contar cuentos no es lo tuyo y tampoco quieres ceñirte a explicarle a tus peques los que vienen en los libros, siempre puedes hacerte con un juego de piedras pintadas en las que aparecerán distintos objetos y personajes que te ayudarán a narrar la historia como si de un auténtico autor de literatura infantil se tratase.

Cuentos-con-piedras-5

Existen artesanas que hacen este tipo de piedras pintadas aunque si tu peque es un poco mayor o a tí te apetece, siempre podéis coger pincel y pintura en casa y aplicaros el cuento.

Si queréis inspiraros, no dejéis de echar un vistazo a esta plantilla de objetos y personajes de cuento:

¿Te animas?

Hace tiempo que están en el mercado también los “story cubes”, unos dados que debes lanzar y en función del objeto/personaje que aparezca ir narrando la historia.story cubes cuentos para niños

Existen varias versiones de “story cubes”, incluida la de viaje, y la verdad es que resulta muy divertido y gratificante poder ir construyendo la historia con el o la peque, favoreciendo el desarrollo de la imaginación.

Podría decirse que este tipo de herramientas son una segunda parte del típico juego que vas construyendo entre varios participantes en el que cada uno dice una frase.

Divertidísimo, ¿No os parece?

¿Contamos un nuevo cuento inventado?

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.