Cuidados para la piel del bebé

Los cuidados para la piel del bebé son muy importantes. Y es que los bebés tienen la piel muy, muy sensible y por ello, es necesario que seáis conscientes de la importancia de cuidarla y de prestar atención a todas aquellas zonas, como los bordes del pañal, la carita… que requieren incluso más atención.

cuidados para la piel del bebé

En primer lugar, a la hora del baño, además de controlar que la temperatura sea la ideal, debéis saber que no será necesario que el pequeño esté más de cinco minutos en la bañerita, ya que, de lo contrario su piel puede resecarse en exceso. Para su aseo, usaremos un jabón hipoalergénico específico para bebés, haciendo hincapié en aquellas zonas de su cuerpo que pueden acumular más grasa o que puede mancharse de caquita o pis. De este modo, esmérate en lavarle las piernecitas y, en el caso de que esté bien gordito, profundiza entre los pliegues, así como en el culito y en toda la zona íntima y por supuesto en los dedos de manos y pies. Hay mamás que lavan a sus pequeños directamente con su mano, aunque también hay esponjas específicas para bebés e incluso puedes hacerlo con paños de algodón que son muy suaves.

El siguiente paso, secarlo, también es fundamental, ya que, si hay zonas que no se secan bien pueden agrietarse, como por el ejemplo, detrás de las orejitas, el culito… para ello, lo mejor es optar por una capa de baño o toalla de algodón que no raspe, sino suave y que, aunque esté lavada evidentemente no sea con suavizantes ni detergentes demasiado fuertes.

Disfruta del momento de secarlo, haciéndolo con dulzura para no dañar su piel, ya que, no hay que frotar sino saldrán rojeces. Acto seguido, es importante que lo hidrates bien, por ello, utiliza cremas o aceites que sean indicados para bebés, siempre sin pasarse, y como dije antes, incidiendo en las zonas que son especialmente sensibles.

cuidados para la piel del bebé

 En cuanto al pañal, también hay que tener en cuenta que no le provoque irritaciones o alergias. Si eso ocurre, y observas que tiene la piel roja, con marcas, irritada alrededor de los muslos, en la ingle… opta mejor por pañales desechables que contengan fibras orgánicas. Aunque hay mamás que no le dan importancia a este tema, es fundamental también que los pañales sean de su talla, ya que, sobre todo, no deben quedarle demasiado ajustados.

cuidados para la piel del bebé

Asimismo, en cuanto ensucien el pañal es importante cambiárselo, ya que, si permanece mucho tiempo con la caquita o el pis en su culito, aunque el pañal absorba, acabará afectando a su piel, ya que es demasiado sensible y esa humedad puede provocarle algunas heriditas o irritaciones. Por ello, lo mejor será cambiarle a menudo y, es cierto que en el mercado existen cremas específicas para la zona del culito que son muy recomendables. Aun así, acude a tu especialista o a una farmacia para que te aconsejen.

Por otro lado, una vez que llega el frío o durante el verano, deberás extremar los cuidados para la piel del bebé, especialmente para proteger su carita. Tanto en invierno con el viento, el frío… como los fuertes rayos del sol pueden incidir en su rostro y dañarlo. Por ello, deberás ponerle alguna crema protectora específica para pequeños en esta parte visible, ya que, pueden irritarse sus labios, así como la nariz, las mejillas… Protégele también en invierno con gorritos o coloca la capota del cochecito para evitar que el aire le dé demasiado directamente o el sol, por ejemplo, especialmente en las horas del día que tiene mayor intensidad.  De este modo, aunque el sol y el aire fresco son muy beneficiosos para su salud, hay que seguir estas recomendaciones.

cuidados para la piel del bebé

También habrá que cuidar su piel a la hora de comer, es decir, cuando los bebés toman el biberón o el pecho de su mamá, suelen mancharse la carita o el cuello. Esto también puede irritar su piel, por lo que se le quitarán estos restos de comida con un pañito húmedo y luego se le secará bien.

¿Verdad que es útil esta información? Compártela con tus amigos en Facebook.

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés y etiquetada . Guarda el enlace permanente.