Embarazada y de Boda! Qué me Pongo?

¿Tienes una boda y estás embarazada? No te la pierdas. Estar embarazada no es ninguna enfermedad, así que no temas. Luce tu cuerpo serrano, que tener un bebé es lo más bonito que existe. Te lo dice una con experiencia y que lo tiene bien reciente.

Sin ir más lejos, el año pasado, cuando estaba embarazada, tuve varias bodas. A algunas no pude ir por recomendación médica, pero al final pude ir a tres, y una de ellas fue ni más ni menos que en Colonia, sí sí, en Alemania. Mi tocólogo me dijo que podía viajar sin problema, así que allí que me fui.

vestir boda

Evidentemente, me apetecía mucho ir a todas las bodas, pero no paraba de darle al coco sobre qué vestido ponerme. Como es lógico, ninguno de mis vestidos de no embarazada me entraba a esas alturas, así que, todos descartados.

Vestidos-para-las-invitadas-embarazadasPor otra parte, yo que soy gordita y que por entonces estaba mucho más, me imaginaba cual mesa camilla de un lado para otro del salón. ¡Qué horror! ¡No quiero ni pensar el ridículo…!

Al final, después de pensar y pensar, decidí comprarme un vestido para la ocasión. Como es lógico, a todas las bodas fui con el mismo vestido, ya que por suerte fueron todas por la mañana.

¡Hay que pensar en la economía! Además, la gente lo entiende. Así que cuando una está embarazada, se le perdona el repetir vestido. Alguna ventaja tenía que tener llevar barriga incorporada.  :-?

Cuando tuve que comprarme el vestido, tuve que buscar algo que fuera conmigo, que me gustara y, por supuesto, que me quedara bien (dentro de lo que cabía). Y sin duda alguna, que me permitiera ir de la manera más correcta a las ceremonias.

He realizado dos Máster en Periodismo de Moda, así que si hay algo en lo que no puedo fallar, es en el vestir. El color me parece muy importante. No a todo el mundo le sientan bien los mismos colores. Y cuando se trata de una boda, partimos con descartes: ni blanco, ni negro ni el color que elija la madrina (siempre que se pueda).

Es evidente que estando embarazada y con mis dimensiones, el rosa chicle no iba a ser mi color. Pero tampoco lo tenía complicado, más allá de encontrar algún color que estuviera de moda de los que mejor me sientan. ¿Que cómo lo sé?

Porque hace un par de años me hice un análisis de color con Agneta Forsberg, una asesora de imagen que me dio clase y que trabaja que es una maravilla. Desde entonces, no salgo de compras si no llevo encima mi carta de color.

Como veis en la foto, me decanté por el azul marino, que es uno de los colores que mejor cris boda carolme sientan, al que el color coral del cuello y los complementos le imprimen un toque de color que alegra el conjunto. Siete días después de esta foto, di a luz, ¿qué os parece?

Fue una lástima no haber tenido en mis manos la obra de Lorenzo Caprile Vamos de boda, en la que  el modisto repasa de pe a pa todo lo que hay que saber para ir de boda tanto si eres la novia, la madrina o simplemente una invitada más.

En el apartado que reserva a las embarazadas, da consejos muy acertados (cómo no lo van a ser, si vienen de un gran diseñador).

Evidentemente no os puedo contar aquí todo lo que dice, pero sí daros algunas pautas importantes sobre las que basaros si tenéis que ir de boda cuando estéis embarazas.

Caprile aconseja potenciar las partes de una que no han cambiado: los brazos, el escote, las piernas (y digo yo… siempre que no tengas los pies como botas…)

También comenta que es aconsejable crear una base neutra y dar el golpe de color con los complementos (vaya, acerté con mi elección, cómo me alaga, je, je, je…) así como no recargarse con encajes, lazos, volantes, estampados gigantes… un tocado puede ayudarte a proporcionar tu figura.

Y un punto que resalta sobre todas las cosas: los tacones. Súbete a los tacones más altos que puedas. (yo cuando me subo a unos tacones me veo más estilizada. ¿Vosotras no?)

modelo boda embarazoAlgunas ideas de cortes que sugiere el diseñador: el corte imperio o una casaca con un pantalón pitillo.

Por cierto, si la que te casas eres tú y estás embarazada, Caprile también tiene unas reglas de oro para ti, para que luzcas como te mereces. Yo no dudaría en echarle un vistazo o en dejarte aconsejar por alguien entendido en la materia. Mejor no te aventures a comprar tu sola.

Te has visto en una situación parecida?

Comparte esta información con tus amigas en tu Red Social Favorita… Gracias!!! ;-)

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Compras y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.