Dermatitis atópica en bebés : causas y síntomas de esta afección

Pensábamos que las manchas que mostraba nuestro niño eran los signos de una urticaria pero la visita al pediatra nos sacó del error y según nos dijo, lo que tenía era algo llamado Dermatitis atópica.

No deja de ser una afección de la piel que, como la urticaria, se caracteriza por manchas, eccemas y enrojecimiento de ciertas partes de la piel del bebé. Si el bebé no llega a los dos años de edad, la dermatitis atópica se manifiesta especialmente en cuero cabelludo, manos, pies y piernas.dermatitis atópica en niños

Lo raro (también nos lo pareció al pensar que podía ser urticaria) es que no parece mostrar picores, que son otros de los síntomas de la afección. Al menos, no le vemos que vaya como un desesperado a frotarse las zonas con manchas, aunque sí le hemos visto alguna herida en una pierna, probablemente hecha al frotarse con las uñas del pie contrario.

El médico nos recetó una crema hidratante de farmacia que debíamos aplicarle al niño todos los días.

Por tanto, la hidratación de la piel es fundamental para solucionar este problema de la dermatitis atópica.

Pero, ¡ojo!, con un baño diario no conseguimos hidratarle más sino una mayor sequedad de la piel por lo conviene espaciar los baños. De hecho, aunque vuestro bebé no padezca ningún problema de piel, tampoco viene bien bañarles todos los días. Primero porque no tienen actividad como para ensuciarse tanto y, segundo, porque corremos el riesgo de eliminar la capa protectora que cubre su piel y que le sirve de barrera natural defensiva frente a agentes externos.Unknown

Una vez dicho esto, baños espaciados en el tiempo, agua ni muy caliente ni muy fría (las temperaturas extremas perjudican la buena evolución de la cura), secado sin frotar pero asegurándose de no dejar zonas del cuerpo con humedad (enemigo acérrimo de la piel) e hidratación con crema especial para este tipo de afecciones serían las pautas que seguir para un correcto tratamiento.

A lo mejor esta dermatitis puede explicar que nuestro hijo, por lo general la mar de sociable y alegre, tenga un mayor número de episodios de llanto y mal humor.

Sobre las causas de la dermatitis atópica no se sabe demasiado. Factores alérgicos, infecciosos o incluso psicológicos se cree que pueden influir.images

Pero también los hereditarios. El pediatra lo primero que nos preguntó al ver las manchas de nuestro bebé fue si había antecedentes en nosotros o nuestras familias. Le dijimos que no pero más tarde descubrimos que mi mujer sí había pasado por una dermatitis atópica de niña.

Para que luego digan que no se parece a su madre… Es broma, afortunadamente, se parece a su madre en todo lo bueno que tiene nuestro hijo.

 

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.