Dermatitis Atópica Infantil

Anteriormente, en alguna ocasión, a nuestra hija le habían salido unos eczemitas, principalmente en el cuello. Al principio pesamos que era del calor, que le había salido del roce, porque como estaba tan gordita que casi no se le veía el cuello, se le juntaba la barbilla con el pecho. Si embargo, cuando la llevamos a la pediatra para ver qué nos decía, nos comunicó que la niña lo que tenía era una dermatitis atópica.

atopica url-6

 

Por si no lo habéis oído nunca, aunque me extraña porque cada vez es más frecuente, es una característica de algunas pieles, que podríamos decir reaccionan más de lo normal. No tiene por qué aparecer sólo en bebés y niños. Hay adultos que también la padecen.

Generalmente los bebés que sufren dermatitis atópica suelen tener la piel seca, con tendencia a la descamación, a tener picores e incluso enrojecimiento e inflamación. La dermatitis atópica evoluciona por brotes, por lo que hay épocas en las que se está mejor  otras en las que se empeora.

Mi bebé tiene ahora uno tan grande que está teniendo que tomar antihistamínico y le tenemos que poner una solución de cortisona dos veces al día. La pobre no pude dormir de los picores que tiene. Se despierta, está nerviosa y no para de rascarse.

La piel atópica hay que cuidarla de manera especial. Estas son algunos procedimientos que seguimos nosotros en casa y que nos van bastante bien:

-        Ahora, que ya hace calor, bañamos a la niña cada día, pero baños cortos, de no más de 5 minutos. Eso sí, no todos los días le ponemos jabón. Unos, la lavamos con jabón especial para pieles atópicas que compramos en la farmacia (muchos de ellos llevan avena o parafina); otros, la damos solo un remojón con agua, y otros, le echamos aceite de almendra en el agua, para que le hidrate bien la piel.

-        Siempre después del baño, pero también durante todo el día, le aplicamos crema hidratante sobre la piel. La cantidad y la frecuencia varían según cada persona, pero ha de ser la necesaria para que la piel del bebé permanezca siempre bien hidratada.

-         A la hora de comprar ropa al bebé, conviene tener en cuenta que a las pieles atópicas no les va bien la ropa de lana ni de fibra. Es importante que toda la ropita sea de algodón, especialmente la que está en contacto directo con el cuerpo.

-        No hay que abrigar ni mucho ni poco a los niños con pieles atópicas.

-        Los padres que tenemos hijos con pieles atópicas tenemos que tener especial cuidado con las uñas de los peques. Hay que cortárselas más a menudo para que no se arañen si se rascan y para evitar posibles heridas e infecciones.

Como os contaba antes, aun teniendo mucho cuidado y llevando a rajatabla todas estas indicaciones, pueden aparecer brotes, como le ha pasado a mi hija, que le han salido eczemas en la espalda, el pecho, los muslos, detrás de las rodillas, en los brazos y codos, en el cuello, en la cara… vamos, que creo que no se ha salvado ni una parte de su cuerpecito… 

En este caso hay que acudir al pediatra, que él os indicará los pasos a seguir. Normalmente, dependiendo de la gravedad de las lesiones, valorará si daros medicina con corticoides (antiinflamatoria) y antihistamínicos por vía oral para disminuir el picor. Además, os dirá el tiempo que debéis dárselos, ya que al ser bebés conviene dar corticoides lo menos posible.

atopica url-7

Por cierto, hay una marcada predisposición genética, así que si alguno de vosotros tenéis piel atópica, es posible, aunque no seguro al cien por cien, que vuestro peque la tenga también. Nosotros nunca hemos tenido esos brotes tan fuertes, pero ni mi marido ni yo podemos llevar prendas que no sean de algodón. Hasta las sábanas las tenemos que comprar 100% algodón. Además yo tengo asma… Así que normal que nuestra peque sea como nosotros…

avatar

Acerca de Cristina

Mamá, Periodista Y Blogger
Esta entrada fue publicada en Bebés, Salud. Guarda el enlace permanente.