Desarrollo oculomanual en los niños menores de 2 años

Resulta evidente que el control y desarrollo que tiene mi hijo de año y medio con sus manos no tiene nada que ver con el que demostraba hace unos pocos meses. Le solemos poner un calefactor en su cuarto. De hecho, suele ser él el que lo enciende siguiendo nuestras indicaciones. Lo hace, es más, indistintamente con las dos manos.

desarrollo oculo manual

Pero, claro, el otro día me di cuenta que pedirle que lo encendiera no era lo mismo que pedirle que lo apagara. Tenía la mano derecha ocupada con un muñeco e intentó apagarlo con la izquierda y el giro hacia la izquierda que tenía que hacer con la rueda del calefactor no le salía con la mano izquierda. Así, se cambió el muñeco de mano y apagó el aparato con la derecha… para encenderlo de nuevo con la derecha de inmediato.

Esto me hizo darme cuenta de que mi hijo, si no cambia la cosa drásticamente, es diestro. Su poca habilidad (o desarrollo oculomanual) de su mano izquierda me lo demostró.

desarrollo del bebé

En esta época, entre los quince meses y los tres años, los niños desarrollan de una manera exponencial su capacidad oculomanual. Y se nombra así porque no se trata sólo de manejar las manos con destreza sino ser capaces de coordinar ojo y mano. En esta época empiezan a ser capaces de ver hasta los objetos más pequeños y agarrarlos con las manos.

¡¡¡Puedo dar fe de eso!!! Cuanto más pequeña es la miga de pan que haya en el suelo, inapreciable para nosotros, sus padres, más atrayente es para él y más fácil parece que le resulta cogerla. Y llevársela a la boca, por supuesto…

desarrollo oculo manual

También comentan los expertos que este periodo de la vida de un niño pequeño abre la ocasión de dibujar. No importa que emborrone papeles pero el hecho de que él vea que es capaz de “crear” algo es importante para su desarrollo. Además, se familiarizará con trazos, grosores y aprenderá unos patrones que le servirán después. Amén de que favorece, y mucho, el crecimiento de las habilidades oculomanuales del niño.

Así que, animaos, animad a vuestros hijos, ¡¡¡y a dibujar!!!

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter…

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Bebés, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.