Di adiós a los tacones en el embarazo

Aunque parezca una tontería, no lo es. Los pies son una parte fundamental de toda embarazada, sobre todo al final del período de gestación puesto que del peso del embarazo los pies acaban hinchándose y doliendo en algún momento del día. Por este motivo resulta imprescindible apostar por unos pies cómodos para un embarazo saludable y para ello tendrás que decir adiós a los tacones.

tacones

Comodidad ante todo

Además de ir cómoda gracias a la ropa que llevas puesta para que no te apriete donde no toca y para que puedas moverte con soltura, con los pies pasa exactamente igual. ¿Qué zapatos te pones diariamente? Si te pones tacones tendrás que reconsiderar si realmente es una buena idea, o si las plataformas son adecuadas ¿realmente te importa parecer más alta estando embarazada?

Una mujer embarazada es bella igualmente con o sin tacones, y los zapatos que no son acertados para tus pies en estos momentos pueden perjudicarte y además acarrearte dolores que podrías haber evitado con un calzado adecuado para unos pies cómodos, sobre todo para cuando estén hinchados.

mamas embarazadas tacones

Guarda los tacones

Piensa en el tipo de zapatos que sueles usar a menudo o aquellos que también te hacen sentir incómoda. Si los tacones no son para ti cuando no estás embarazada, hazme caso cuando te digo que cuando estés embarazada, tampoco lo vana  ser.

Para escoger unos zapatos adecuados no debes poner presión en tus pies, porque tu centro de gravedad no se debe ver perjudicado o te entrarán dolores. No te lo pienses mucho y guarda tus zapatos de tacón en sus cajas y opta por un calzado mucho más cómodo para tus hinchados pies.

tacones embarazo

¿Tacones de aguja? ¡Ni hablar!

Si en el punto anterior te acabo de comentar que los zapatos de tacón no son una opción (da igual el tamaño, mejor guárdalos) los tacones de aguja ¡mucho menos! Además debes pensar en que los zapatos de aguja son zapatos demasiado altos por lo que puedes hacerte daño en un pie y correr el riesgo de hacerte un doloroso esguince.

Pero, ¿qué ocurre si te caes? Recuerda que tu centro de gravedad no es el mismo y si tropiezas y te caes por culpa de llevar tacones de aguja estarás poniendo en peligro a tu bebé.

Hay muchos zapatos muy bonitos, elegantes y confortables, así que olvídate de usar tacones de aguja como los que ves en las imágenes de este artículo por unos meses. ¡Lo agradecerás!

Si encuentras interesante esta información, compártela con otros padres a través de tu Red Social Favorita Facebook, Twitter, Google +… Gracias :-)

avatar

Acerca de mariajoser

Maestra, Psicopedagoga y Madre
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.