Dormir bien durante el Embarazo

Trucos para dormir bien durante el embarazo.

El cuerpo de la mujer cambia mucho durante el embarazo y no sólo su cuerpo, sino que también hay ciertos hábitos o rutinas que se ven alteradas, como es el caso del sueño. Y es que, a menudo, del mismo modo que hay mujeres que tienen náuseas, estreñimiento u dormirbien2otros síntomas durante estos meses, también hay embarazadas que tienen problemas para dormir bien.  Por ello, si es tu caso, será importante que sigas una serie de recomendaciones o prestes atención a algunos trucos que te ayudarán a conciliar el sueño en esta etapa de tu vida.

Será muy importante ante todo que controles aquello que comes y bebes, ya que, por ejemplo, debes evitar o al menos reducir el consumo de cafeína, por ejemplo, así como las bebidas con alcohol. Además de que no son especialmente recomendables durante el embarazo, harán que te sientas más activa si las tomas por la tarde y noche, por lo que te costará dormir.

Ya sabes que durante el embarazo, tienes más necesidad de ir al baño, por lo que será fundamental que no ingieras mucho líquido por la tarde-noche. De lo contrario, tendrás muchas ganas de orinar y pasarás la noche del baño a la habitación.

café y embarazo

En cuanto a las comidas, debes evitar platos pesados o con muchas especies antes de irte a dormir, ya que es probable que te provoquen molestias estomacales como es el caso de la acidez. Lo mejor es cenar pronto, dejando dos o tres horas de margen entre esta comida y el momento de ir a dormir y por supuesto, tomar alimentos o platos ligeros.

A veces, la causa de este insomnio no es que la mujer se sienta pesada o tenga molestias, sino que está nerviosa o demasiado excitada.

En ocasiones, todos los cambios hormonales que sufre el cuerpo e incluso el hecho de dormirbien4organizar todo para la llegada del bebé, el hecho de pensar en el futuro como mamá… puede hacer que llegues a sentirte agobiada y precisamente cuando llegue la noche y se haga el silencio, tu mente empiece a darle vueltas a muchas de estas cuestiones. Así, para que no ocurra, puede resultar muy útil practicar ejercicio durante el día. Además de que es muy positivo que te mantengas en forma durante el embarazo, esto hará que te sientas cansada y duermas más profundamente. Sin embargo, estas actividades no deberás practicarlas durante las últimas horas de la tarde, es preferible aprovechar las mañanas.

Para calmar tu nerviosismo, también puede ser una gran idea que optes por practicar ejercicios o técnicas de relajación, así como de meditación. Sin duda, el yoga puede ser muy eficaz, tanto por los movimientos que incluye y que te ayudarán a mantenerte activa como por el hecho de que incluye muchas posiciones o técnicas relajantes.

Por otro lado, aunque no menos importante, deberás seguir unas rutinas como, por ejemplo, acostarte y levantarte todos los días a la misma hora. Esto regulará tu horario de sueño. Además antes de meterte en la cama, puedes proceder cada día a realizar una rutina que te resulte relajante, ya sea, darte un baño, realizarte una limpieza facial, por ejemplo, e incluso leer algún libro que te haga olvidar las preocupaciones que puedas tener.

dormirbien6

Si no consigues relajarte, también puede ser eficaz que, en vez de buscar alternativas para no sentirte nerviosa, consigas dejar de estarlo hablando precisamente sobre ello. De este modo, puede ser muy gratificante, incluso ya en la cama, explicarle a tu pareja tus dudas o miedos y ambos intentar buscar soluciones.

Mi amiga Teresa, que ya alcanza su sexto mes de embarazo, desde el comienzo tuvo problemas para dormir porque se sentía inquieta. Para ella, compartir con su pareja, arropados en la cama, estas inquietudes, le ayuda a relajarse y liberar esos pensamientos que le asaltan cuando todo a su alrededor para, en la noche, a la hora de dormir.

during pregnancy

Por último, es cierto que conforme crece la tripita la mujer no encuentra la postura adecuada. Según los especialistas lo mejor es que te acostumbres a dormir sobre el lado izquierdo. De este modo, la sangre llega mejor al bebé y al útero y también es una postura que favorece que tus riñones expulsen los desechos o fluidos.

Además si desde el comienzo te habitúas a dormir así, cuando la pancita sea mayor, ya no te costará adoptar esta postura.

Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Google+… Gracias :-)

avatar

Acerca de Maria José

Periodista y Blogger
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.