Ecografías 4D: vuestro bebé en movimiento

Nosotros fuimos más tradicionales y “sólo” tuvimos ecografías de las “normales”. Aunque, si me oyera mi madre, que ha empezado a saber hace unos años que se hacían ecografías a las mujeres embarazadas, me decía algo, seguro.

eco

Y cuando digo de las normales, me refiero a las que son con luces y sombras y en dos dimensiones, ni siquiera esas “molonas” que parecen en colores sepia y donde se ve al pequeño con sus volúmenes y todo. En las “nuestras” hay que confiar ciegamente en la pericia del profesional que la esté tomado porque, salvo contados casos, la imaginación se antoja fundamental para “ver” algo.

Pero es que resulta que, como la técnica avanza que es una barbaridad, ahora se puede disponer de ecografías 4D. Consisten en utilizar la metodología de las ecografías en tres dimensiones pero tomando imágenes muy seguidas en el tiempo con lo que se logra percibir el movimiento del bebé.

Así, en este tipo de ecografías, se pueden observar “gestos”, movimientos faciales del pequeño que, si bien no se sabe si son verdaderas reacciones de molestia o dolor por algo que le esté pasando en ese momento o simplemente se trata de “ensayos” para poder comunicar en la vida real cuando situaciones de disgusto se les presente, son, como poco, curiosos de ver.

4d ultrasound

Este tipo de ecografías se suelen hacer entre la semana vigésimo sexta y trigésimo segunda porque tanto el tamaño del feto como el espacio del que dispone permite verle y verle en movimiento.

A diferencia de las otras ecografías, en lugar de fotos, os proveerán de un video. ¡Podréis decirle a vuestro hijo que ha sido protagonista de una película antes incluso de nacer!

Lo cierto es que tiene que ser emocionante: verle mover los dedos de las manos o sacar la lengua o arrugar la boquita.. Y ha de serlo porque también tiene que compensar el coste que tiene cada ecografía de este tipo (coste que depende de la clínica privada en la que se lleve a cabo, como es lógico).

Ahora, a toro pasado, lamento un poco no haberle hecho ninguna ecografía 4D a nuestro hijo. Al menos una. Seguro que es un recuerdo inolvidable.

ultrasound
Si te ha gustado esta información, compártela a través de tu Red Social Facebook, Twitter… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Embarazo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.