Aplicar o no nuestras convicciones a la hora de educar a nuestros hijos

Ayer me ocurrió una cosa que quiero compartir con vosotros, con la intención de haceros reflexionar sobre la educación que a veces les damos a nuestros hijos.

A veces me escucho explicando según qué temas a mi hija de casi 8 años y a medida que voy ampliando el discurso, me doy cuenta de que una cosa es lo que yo quiera transmitir con las palabras y otra la que realmente sucede.

Así fué mi conversación sobre la libertad de expresión con uno de mis hijos

Os pongo un ejemplo. Una de nuestras últimas charlas fue sobre la libertad de expresión, un derecho humano fundamental que no debería negarse a ningún ser humano y por el que muchas personas han pagado caro.

Le explicaba a la pequeña sobre el vídeo de la Fundación Antoni Tàpies que compartí con vosotros en otra entrada, en el que un señor de traje y corbata decide con qué color deben pintar los y las peques sus dibujos.

Y entonces ella me contestaba…pero mamá, eso pasa en mi clase por ejemplo cuando mi profe me obliga a pintar la portada del mes con rotuladores cuando yo quiero pintar con lápices de colores…

Y claro, mis neuronas intentan trabajar deprisa para contestarle y empiezan a darle vueltas y le explico, que puede que quiera que trabajen una técnica de dibujo en particular…(cuando realmente lo que pienso es que cada niño y niña debería pintar con el material que le sea más interesante para el tipo de dibujo que quiera pintar, ya que sé, que mi hija se está refiriendo a un dibujo que hizo con mucho esmero de unas viñas, en el que, a lápiz, se apreciaban todas y cada una de las uvas o de las arrugas de los dedos de la señora que las recogía, pero que al haber tenido que repasar con rotulador perdió todos sus detalles).

Y en general, reflexiono, sobre la diferencia entre lo que nos gustaría para nuestros hijos e hijas (sobretodo en temas de educación) y lo que tenemos que tragar en realidad según la persona que se encuentren por el camino.

dibujar-en-libertad-con-nuestros-hijos

Eso sí, en casa no hay tu tía, pintamos del color y con el tipo de material que nos da la gana. He dicho ;)

 

avatar

Acerca de Carmen

Mamá, Blogera, Redactora
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.