Educar al Bebé: eso está bien, esto no está bien

Educar al bebé , pautas que nos van ayudando en su educación.  

Desde que comenzó esta aventura de ser padres (incluso desde antes aunque ahora ya nos tenemos que enfrentar con la cruda realidad), me he preguntado desde cuando es posible ir lanzando mensajes a nuestro bebé para que vaya captando los conceptos de “esto está bien” y “esto no está bien”.

educar en familia

He leído que ya desde que tienen seis meses comprenden muchas cosas y, por tanto, aunque no lo expresen (o lo hagan a su modo) nos entienden cuando nos ponemos serios, cuando decimos un “no” o cuando le invitamos a hacer otra cosa distinta de la que está haciendo.

No es igual ni mucho menos lo que se le puede transmitir a un hijo con algún mom newbornque otro añito que si tiene sólo unos pocos meses. La posibilidad de que se convierta en rutina en el caso de un bebé es mucho menor.

En mi caso lo de tratar de poner pautas a mi hijo puede sonar algo frívolo porque es un niño que come estupendamente, duerme más del tirón que nosotros, llora poquísimo… Vamos, que más suerte no podemos tener.

Eso sí, apenas tiene seis meses y las cosas pueden cambiar un montón. Por eso nos hemos propuesto ir construyendo una base sólida en la que cimentar el desarrollo de nuestro niño.

Para ello, tenemos claros algunos conceptos para educar al bebé.

El cariño por encima de todo. La vieja leyenda de “La letra, con sangre entra” no va con nosotros. Evidentemente, hay que marcar límites y tratar de decirle desde el primer momento lo que puede y lo que no puede hacer porque no todo vale. Pero se puede hacer siempre con respeto y cariño.

educación

En segundo lugar, hay que ser constantes. No vale decirle un día que no haga pedorretas cuando come, por ejemplo, y al día siguiente (o esa misma tarde) dejar que las haga. Es un niño pero no es tonto y, además, tiene toda su pequeña vida para observarte, buscar tus flaquezas y aprovecharlas.

Las acciones de ambos padres deben ser unívocas. Si el pequeño sabe que puede cobijarse de la cara seria de mamá ante cualquier circunstancia en la cara agradable de papá los cimientos no serán sólidos.

Un detalle que creo que hay que tener en cuenta sobre todo con niños de pocos meses es que se distraen con cualquier cosa y ése puede ser uno de nuestros mayores aliados. Por ejemplo, cuando empezamos a ver que se chupaba mucho el dedo, para intentar que dejara de hacerlo, le ofrecíamos unos de sus juguetes para que lo cogiera con la mano.

Al tumbarle en el cambiador, muchas veces se retuerce para coger algo que tiene detrás. Es su forma de investigar el mundo, su curiosidad incipiente. Pero, evidentemente, dificulta mucho la labor del cambio. Basta con coger eso que busca y pasárselo por delante para que quede delante de sus ojos y la posición se corrige sola.

educar a mi bebe

En resumen, jugad con él, sed firmes y constantes pero con cariño, tratadle con el respeto que querríais para vosotros y todo irá bien.

Si te gusta educar al bebé , compártelo a través de tu Red Social Facebook, Google+… Gracias :-)

avatar

Acerca de Javier

Un Padre con la L
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.